Última hora
This content is not available in your region

Triste regreso a casa para los turistas afectados por la quiebra de Thomas Cook

euronews_icons_loading
Triste regreso a casa para los turistas afectados por la quiebra de Thomas Cook
Derechos de autor  REUTERS/Jorge Delgado
Tamaño de texto Aa Aa

Desde Cancún, desde Grecia, desde Tenerife o Cuba, continúa la operación de repatriación más grande de la historia, para devolver a sus casas a los 600.000 turistas que quedaron colgados en sus lugares de vacaciones tras la quiebra del tourporador Thomas Cook.

Solo desde Canarias partieron este lunes 11 vuelos, fletados pro distintas compañías, como la británica Titan, la estadounidense Eastern Airlines o la española Air Europa. Armados de paciencia, los afectados se lamentan por el fin accidentado de sus vacaciones y por la suerte de los 20.000 empleados del mayorista de viajes británico.

"Estoy muy triste por lo que está pasando con todos los empleados de Thomas Cook. Y es decepcionante que las vacaciones acaben así", dice una turista británica.

"Lo siento, sobre todo, por el personal. Los representantes de la empresa han sido magníficos. También se lamentan, pero así son las cosas", comenta otro.

Alrededor de 50.000 turistas se quedaron varados en Grecia, más de 20.000 en Turquía y 15.000 en Chipre, por dar solo algunas cifras, pero los hay repartidos por todo el mundo. La mayoría son británicos, 150.000, seguidos por los alemanes, unos 140.000.

Algunos denuncian que los hoteles les han obligado a pagar sus habitaciones para poder pasar la noche, como ha ocurrido con turistas en Mallorca.

Solo la repatriación de británicos costará unos 113 millones de euros, según Londres.

Las cifras dan vértigo, mientras aún se piensa que hacer con Thomas Cook. Los gabinetes encargados de la liquidación podrían intentar revender algunas de sus actividades, para preservar una parte de los puestos de trabajo.

El touroperador quebró de forma brutal, tras no conseguir que nadie le diera los poco más de 200 millones de euros que necesitaba para apuntalar el plan de salvamento que ya había puesto en marcha. De inmediato, reservas, vuelos y paquetes turísticos quedaron cancelados.