Última hora

Sanciones de la UE contra Venezuela y Nicaragua

REUTERS/Oswaldo Rivas
REUTERS/Oswaldo Rivas
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea ha decidido imponer sanciones contra siete funcionarios de Venezuela, "por sus vínculos con casos de tortura y otras violaciones de los derechos humanos". De este modo, el número de personas sancionadas se eleva a 25.

La decisión deberá ser ratificada a nivel ministerial.

Los embajadores permanentes de los Veintiocho en Bruselas acordaron actualizar la lista de sancionados relacionados con la crisis en Venezuela.

La decisión se hará efectiva tras su publicación en el Diario Oficial de la UE, previsiblemente este viernes según las fuentes consultadas por Efe, donde se detallará la identidad de los nuevos sancionados.

Con estas siete nuevas personas, la lista negra contará en total con 25 integrantes a quienes la UE ha prohibido la entrada en su territorio o congelado los bienes que puedan tener en la Unión.

En julio, los Veintiocho ya se mostraron dispuestos a comenzar el trabajo para aplicar más sanciones selectivas a los miembros de las fuerzas de seguridad venezolanas implicados en torturas y otras graves violaciones de los derechos humanos, según anunciaron entonces en una declaración conjunta.

El Parlamento Europeo (PE) reclamó ese mismo mes a los países de la Unión Europea acordar sanciones adicionales contra las autoridades venezolanas responsables de violaciones de derechos humanos y represión.

En una resolución que recibió 455 votos a favor, 85 en contra y 105 abstenciones, la Eurocámara consideró que las autoridades europeas debían "restringir los movimientos de estos individuos y congelar sus activos y visados, así como los de sus parientes más cercanos".

La UE también aplica ya a Venezuela restricciones a la exportación de armas y de equipos de telecomunicaciones y que puedan utilizarse para la represión interna.

En noviembre de 2017 la UE aplicó las primeras medidas restrictivas a Venezuela a la luz del "continuo deterioro de la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos" en el país.

Se acordó restringir la entrada y congelar los activos que pudieran tener en la UE diferentes personalidades venezolanas consideradas responsables de "graves violaciones de los derechos humanos o de reprimir a la sociedad civil y a la oposición democrática".

También a "aquellos cuyas acciones, políticas o actividades minasen la democracia o el Estado de derecho" en Venezuela.

La UE aseguró que con estas medidas pretendía impulsar un proceso "creíble y significativo" que pudiera llevar a una solución pacífica negociada a la crisis que atraviesa el país.

También ha dejado claro en diferentes ocasiones que estas sanciones pueden ser revertidas "en función de la situación en el país", en particular si se celebran negociaciones creíbles y significativas, se respetan las instituciones democráticas, se adopta un calendario electoral y se libera a todos los presos políticos.

Abren la vía a sancionar a Nicaragua por las protestas

Asimismo, los embajadores europeos han dado su visto bueno a la creación de un régimen de sanciones contra Nicaragua, en este caso "por la situación de los derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho".

La Unión Europea se puso de acuerdo sobre el marco jurídico necesario para aplicar sanciones si finalmente considera necesario dar ese paso ante la crisis sociopolítica que vive el país desde hace más de 17 meses.

El marco tendría que ser confirmado por el Consejo de la Unión, en principio en la siguiente reunión en octubre de ministros de Exteriores, indicaron a Efe fuentes europeas.

Se trata de un paso necesario en el caso de que la UE decida en el futuro aplicar sanciones individuales como la prohibición de entrada en la Unión o la congelación de bienes en territorio comunitario, pero no contempla por el momento la elaboración de listados de personas concretas susceptibles de ser objeto de ese tipo de medidas restrictivas, precisaron las fuentes.

En una resolución aprobada en marzo pasado con 322 votos a favor, 25 en contra y 39 abstenciones, el Parlamento Europeo denunció la existencia de una "estrategia planificada" para destruir a la oposición política en el país, y pidió sanciones contra el Gobierno de Nicaragua y los responsables de violaciones de los derechos humanos hasta que "cesase la represión".

Nicaragua sufre una grave crisis sociopolítica que ha dejado 328 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, aunque algunos grupos elevan a 595 el número de las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 200 y denuncia un intento de golpe de Estado.

La crisis también ha dejado cientos de detenidos, desaparecidos y a decenas de miles de personas en el exilio.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.