Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La historia 'gourmand' entre Jacques Chirac y el restaurante Chez Yvonne

Jacques Chirac  y su homólogo ruso de la época Boris Yeltsin en el Chez Yvonne, el 9 de octubre de 1997.
Jacques Chirac y su homólogo ruso de la época Boris Yeltsin en el Chez Yvonne, el 9 de octubre de 1997. -
Derechos de autor
Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El restaurante favorito del expresidente Jacques Chirac, Chez Yvonne, se une al luto nacional tras su partida.

Ubicado en una callejuela del centro de la ciudad de Estrasburgo, Este restaurante de comida típica sirvió al político francés en once ocasiones una cabeza de ternera, un plato de chucrut o caracoles.

Además de disfrutar las especialidades franco-alemanas. Chirac aprovechaba ocasionalmente de este espacio para llevar a cabo reuniones claves.

La última vez fue el 1 de octubre de 2014 con el canciller Gerhard Schröder

"Jacques Chirac vino el día después de su elección y se sentó en esta mesa simbólica, llamada stamtisch, la mesa donde la gente se reúne. Aquí, Jacques Chirac se reunió con Helmut Kohl justo al día siguiente de ganar con vistas A celebrar una cumbre franco-alemana. Así que la mesa es simbólica, es algo fuerte", explicó Julien de Valmigere, propietario del restaurante.

Fue el secretario de Estado alsaciano André Bord quien introdujo a Chirac al Chez Yvonne a principios de la década de 1960 y desde entonces el mandatario es recordado por su empatía.

El chef Dominique Radmacher cuenta uno de sus encuentros con el dos veces presidente de Francia:

"Él decía "hola" siempre con un gesto amable: "¿Cómo están, todo va bien?... Recuerdo todavía la última vez que estuve aquí, estoy feliz de verlos..." Siempre amable. Tuvimos la suerte de contar con muchos jefes de estado, pero él fue el más cercano".

Jacques Chirac murió el pasado jueves en su residencia en París a los 86 años, pero en Chez Yvonne siempre estará presente.