Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Los europeos que residen en el Reino Unido: ¿y ahora qué?

Los europeos que residen en el Reino Unido: ¿y ahora qué?
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Para los aproximadamente 3,7 millones de ciudadanos de la UE que viven en el Reino Unido, el Brexit ha causado años de agonizante incertidumbre política.

Pero un aspecto del proceso ha ido sorprendentemente fluido, la inmigración.

El Centro de Recursos de Europa del Este, en Londres, es una de las 57 organizaciones de voluntarios a las que el Ministerio de Interior británico ha repartido un total de 9 millones de libras para ayudar con las solicitudes del Plan de Asentamiento.

Las cifras muestran que los ciudadanos de la Unión han presentado unos 2 millones de solicitudes para permanecer en el Reino Unido después del Brexit.

De ese total, 1,5 millones se han concedido y, sorprendentemente, sólo dos han sido rechazadas hasta la fecha.

La discutida aplicación de móvil

La solicitud se hace a través de una aplicación de teléfono. Los ciudadanos europeos y sus familias sólo tienen que hacer tres cosas: probar su identidad, decir cuánto tiempo han vivido en el Reino Unido y declarar cualquier condena penal.

La cuota inicial de 65 libras (unos 70 euros) fue desechada a principios de año. Pero la app no se ha librado de las críticas, como la de que sólo está disponible en inglés.

"La expectativa de que las personas inmersas en el proceso del Brexit hablen inglés con fluidez, y que puedan operar en un inglés jurídico, no es razonable y francamente tampoco es muy ética hacia los ciudadanos europeos", dice Barbara Drozdowicz, jefa ejecutiva del Centro de Recursos de Europa del Este.

A Bárbara también le preocupa que las personas más vulnerables, como los ancianos y los niños que están bajo su cuidado, queden desamparados.

"Es fácil imaginar lo que supone para las personas que no tienen conocimientos informáticos, que no saben leer y escribir en el móvil, para ellos es un juego totalmente diferente. Lo cierto es que si nunca has usado un smartphone, puede resultar ser muy confuso e intimidante".

El cocinero que se sublevó

Especialmente crítico es el galardonado cocinero polaco Damian Wawrzyniak. Ha trabajado duro para levantar un negocio y construir una vida desde que se mudó al Reino Unido en 2005.

Sirvió en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 e incluso cocinó para la Familia Real, pero cuando remitió su solicitud de permanencia en el país recibió la condición más precaria, la que requiere que los solicitantes la vuelvan a pedir una vez que hayan acumulado cinco años de residencia ininterrumpida.

"Con este estado que me aprobaron me sentí como un ciudadano de segunda categoría y fue triste, por eso empecé a luchar por mis derechos".

Damian organizó una exitosa campaña pública para que su estatus se arreglase. Ahora, con los papeles en su mano, organiza eventos gratuitos en su restaurante para ayudar a otras víctimas de este proceso llamado Brexit.