Última hora

The Lancet advierte que el cambio climático empeorará la salud de las futuras generaciones

The Lancet advierte que el cambio climático empeorará la salud de las futuras generaciones
Derechos de autor
REUTERS
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Un bebé que nace hoy respira más aire tóxico. Este aire proviene de los combustibles fósiles y empeorará por el aumento de las temperaturas. Crecer mientras se respira, en una etapa en la que los pulmones son muy sensibles, perjudica la salud.

El cambio climático está afectando a todos los niños y niñas del mundo, de hecho, son unos de los grupos con más riesgo. Así lo corrobora Countdown on health and climate change, un nuevo estudio publicado por la revista The Lancet.

La investigación es una colaboración entre 35 instituciones incluyendo la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial, University College en Londres y la Universidad de Tsinghua en China. El propósito es exponer las consecuencias nocivas del aumento de las temperaturas en la salud de los niños, especialmente si se siguen llevando a cabo las mismas políticas ambientales.

El problema que señala el doctor Nick Watts, Director Ejecutivo de The Lancet Countdown, es que el daño causado durante la juventud es persistente, con consecuencias que duran toda la vida. “Los niños son más vulnerables a los riesgos sanitarios de un clima en proceso de cambio, sus sistemas inmunológicos aún se están desarrollando, lo que les hace más susceptibles a las enfermedades y a la contaminación”, añade el experto.

A medida que las temperaturas aumenten, los niños serán más vulnerables a la desnutrición y el aumento de los precios en la comida. En los últimos 30 años, ha disminuido el potencial del maíz (4%) el trigo de invierno (6%), la soja (3%) y el arroz (4%).

Además, los jóvenes son los más afectados por el aumento de las enfermedades infecciosas. En 2018, se duplicó el número de días en los que el clima favorece la propagación de la bacteria Vibrio, causante de la diarrea.

La calidad del aire también preocupa a los científicos ya que, a lo largo de la adolescencia de estos niños, emperorá hasta repercutir en su salud. En 2016, hubieron 2.9 millones de muertes prematuras causadas por la contaminación del aire. De esas muertes, más de 440.000 se debieron a las emisiones de carbón, según afirma el informe.

La solución en el Acuerdo de París

"La crisis climática es una de las mayores amenazas para la salud de la humanidad hoy en día, pero aún no se ha visto una respuesta contundente de los gobiernos. Una respuesta que esté a la altura del desafío al que se enfrenta la próxima generación”, sostiene el doctor Rick Horton, editor jefe de The Lancet.

Horton aboga porque se siga el Acuerdo de París para limitar el calentamientoglobal a un máximo de dos grados centígrados. De esta forma, los bebés nacidos hoy vivirían en un mundo que llegaría a cero emisiones antes de que cumpliesen 31 años. Esto aseguraría un futuro más saludable para las próximas generaciones.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.