Última hora

Netanyahu no dimite pese a ser inculpado por corrupción

Netanyahu no dimite pese a ser inculpado por corrupción
Tamaño de texto Aa Aa

El reinado del hombre que ha dominado la política israelí la última década se tambalea. Pero Benjamín Netanyahu asegura que va a seguir al frente del país, pese a ser acusado de fraude, abuso de confianza y cohecho. Considera las acusaciones una caza de brujas y pide "investigar a los investigadores".

"Esta noche estamos presenciando un intento de golpe contra el primer ministro, con falsas acusaciones y un proceso de investigación sucio y sesgado. (...) No dejaré que la mentira triunfe. Seguiré liderando el país, de acuerdo con la ley, con responsabilidad, devoción y preocupación por la seguridad y el futuro de todos", ha declarado Netanyahu.

Netanyahu sigue siendo el primer ministro en funciones y no está obligado a dimitir, sin una sentencia firme. Pero los cargos que pesan sobre él por corrupción no han hecho más que profundizar la crisis política y la polarización de los israelíes. Sus detractaros se concentraron ante su residencia para pedir su renuncia.

"(Netanyahu debería decir) esta noche renuncio a mi cargo. Es inaudito, es impensable que el primer ministro continúe en el cargo mientras es acusado de tales infracciones de la ley. Será juzgado, probablemente irá a la cárcel. No puede dirigir un país tan complicado de gestionar como el Estado de Israel", señalaba Asher Ben David, detractor de Netanyahu.

REUTERS/Ronen Zvulun

Pero allí estaban también, a las puertas de su casa, sus incondicionales, pidiendo su permanencia al frente del Gobierno.

"Vine a decirte, Netanyahu, que nunca caminarás solo, y vine a decirles a todos los fabricantes de este ridículo y abominable golpe que no tendrá éxito", decía Moti Kastel, seguidor de Netanyahu.

REUTERS/Ronen Zvulun

La posibilidad de un Gobierno de unidad entre las formaciones del Likud y Azul y Blanco se aleja, y cada vez son más probables nuevas elecciones. El Parlamento tiene hasta 11 de diciembre para presentar un candidato a liderar el Ejecutivo y sacar a Israel del bloqueo político que vive desde abril.

El líder de la coalición centrista Azul y Blanco, Beny Gantz, considera que Netanyahu ya no tiene "mandato público y moral para tomar decisiones trascendentales" para Israel.

Hoy, el 46% de los israelíes creen que Netanyahu debe dimitir, frente al 30% que quieren que siga siendo su primer ministro.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.