Última hora

Las penurias de los migrantes 'atrapados' en Serbia

Migrantes de Afganistán sentados en su tienda de campaña en una imprenta abandonada cerca de la frontera croata, cerca de la ciudad de Sid, Serbia, el 4 de septiembre de 2019.
Migrantes de Afganistán sentados en su tienda de campaña en una imprenta abandonada cerca de la frontera croata, cerca de la ciudad de Sid, Serbia, el 4 de septiembre de 2019. -
Derechos de autor
Reuters / Marko Djurica
Tamaño de texto Aa Aa

Cada día llegan más migrantes a Serbia. Su ruta terrestres atraviesa Turquía, Grecia, Albania y Kósovo. Ahora se encuentran en la ciudad serbia de Kanisza, a 15 km de la frontera con Hungría. Alrededor de 300 migrantes se han instalado indefinidamente en el centro de la ciudad aunque prefieren dormir en el bosque o en una antigua estación de tren.

Hasszan, originario de Siria, tiene pasaporte pero ya no está válido. Quiere ir a Alemania, pasando por Hungría y Austria, sin embargo, confiesa que cruzar la frontera ha sido imposible aunque lo intenta todos los días.

"Cada vez que llego a la frontera un policía me dice que regresa a territorio serbio. Lo dice ese día y el día siguiente, o sea, todos los días. La policía siempre no manda de vuelta a Serbia", dijo el joven sirio a Euronews.

"En el amanecer, hay que dormir. En la noche no, porque es muy frío".

Hamed es de Sanaa, Yemen. Tiene 30 años y quiere ser doctor. Abandonó su país hace tres semanas y quiere llegar a Holanda. Euronews conversó con el para que contara su experiencia.

"La policia en Rumania significaba un peligro para nosotros, le pegaban a mis amigos y también me pegaban a mí, no sé porqué. Con la policía en Rumania y Croacia era lo mismo", aseguró Hamed.

Los traficantes de personas también están en Serbia, y mienten a los migrantes sobre sus posibilidades.

"Los traficantes de personas llevan a los migrantes a todas partes, les roban su dinero a punta de mentiras. Los traficantes les dicen que pueden cruzar el río Tisza, pero seamos realista, es imposible, no solo ahora sino incluso durante el verano. Los migrantes compran botes inflables de goma, es una imagen muy cruel porque siempre encontramos esos botes en el río, no contamos muertes pero quién sabe lo que pasa en estas aguas de noche", detalló Róbert Lackó, coordinador de una asociación para migrantes en el país.

Asi sea en el agua o en estos campos ilegales, los migrantes se encuentran totalmente desaparados del estado serbio.

La mayoría de los refugiados del lado fronterizo serbio sobreviven en estas críticas condiciones. Quieren ir hacia Europa Occidental lo antes posible, aunque no sea fácil. Las autoridades serbias también desean que continuen con su camino. los migrantes no reciben comida ni alojamiento de Serbia.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.