Última hora

La guerra de Francia en Malí: ¿Por qué las tropas francesas siguen desplegadas en el Sahel?

La guerra de Francia en Malí: ¿Por qué las tropas francesas siguen desplegadas en el Sahel?
Derechos de autor
Etat-major des armees/Handout via REUTERS
Tamaño de texto Aa Aa

En un mensaje de condolencia al presidente francés Emmanuel Macron el martes, su homólogo maliense Ibrahim Boubacar Keita dijo que los 13 soldados franceses fallecidos en un accidente de helicóptero un día antes "murieron por Malí, murieron por el Sahel, murieron por la libertad".

Francia ha desplegado miles de soldados en Malí desde enero de 2013, cuando intervino para ayudar al gobierno del país africano a recuperar franjas de su territorio septentrional -incluidas las ciudades de Tombuctú y Gao- que habían sido tomadas por rebeldes islámicos radicales.

El conflicto sirvió de imán para grupos extremistas en el Sahel, una región de África que se extiende desde la costa atlántica hasta el Mar Rojo y que abarca no menos de 14 naciones, incluidas partes de Malí, Mauritania, Burkina Faso, el Chad y la República Centroafricana.

Lucha contra los militantes

Francia ha tenido un interés en el Sahel desde la época colonial, cuando el territorio del África occidental francesa comprendía Senegal, Mauritania, Malí, Burkina Faso y Níger.

Aunque Macron heredó el conflicto en Malí cuando asumió el poder en 2017, se ha comprometido repetidamente en la lucha contra los extremistas en el Sahel. De hecho, viajó a Malí para reunirse con el Presidente Keita en su primera semana como Jefe de Estado.

En una parte del mundo donde las fronteras son relativamente porosas y la presencia del gobierno y la policía en áreas remotas es débil, los grupos militantes han prosperado en las regiones desiertas del Sahel. En los últimos meses, grupos de esta naturaleza han perpetrado sangrientos ataques contra puestos militares tanto en Malí como en Burkina Faso, con 50 muertos en el norte del país en noviembre.

REUTERS/Johanna Geron

Pero el accidente del lunes -que tuvo lugar mientras los soldados franceses perseguían a combatientes militantes- fue la mayor pérdida de vidas de las tropas francesas desde 1983, cuando los militantes bombardearon los cuarteles de la Fuerza Multinacional en el Líbano, matando a 58 soldados franceses y 214 estadounidenses.

Al menos 38 soldados franceses han muerto desde que Francia intervino en Malí en 2013, mientras que más de 200 soldados de países de la región de África y de las fuerzas internacionales de mantenimiento de la paz murieron sólo en septiembre, y docenas más murieron en ataques en el vecino Burkina Faso.

Aunque otras naciones europeas proporcionan apoyo logístico, Francia es la única nación con una presencia militar permanente sobre el terreno en el Sahel, una presencia que ha sido criticada por partidos tanto de izquierda como de derecha en Francia.

"Europa no es inmune"

El gobierno, por su parte, quiere que otras naciones europeas hagan más en la lucha contra los grupos extremistas en el Sahel, que podría servir de refugio para los grupos yihadistas de hoy, de la misma manera que lo hicieron Afganistán y Sudán en las décadas de 2000 y 1990.

El 20 de noviembre, Francia instó a otras naciones europeas a hacer más en África occidental, señalando que si los grupos yihadistas pueden operar desde la región, esto amenaza al continente en su conjunto.

"Europa no es inmune a estas preocupaciones de seguridad", dijo la ministra de las Fuerzas Armadas Florence Parly.

"Si el Estado islámico y las sucursales de Al Qaeda se establecieran de forma sostenible en el Sahel, esto plantearía un problema de seguridad para Europa en su conjunto".

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.