Última hora
This content is not available in your region

Francia confirma la muerte del jefe del autodenominado Estado Islámico en el Gran Sahara

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Misión del Ejército francés en Malí en una imagen de archivo
Misión del Ejército francés en Malí en una imagen de archivo   -   Derechos de autor  Jerome Delay/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Francia afirma que el jefe del autodenominado Estado Islámico en el Gran Sahara (EIGS) ha muerto.

Los rumores de la muerte de Adnan Abu al-Walid al-Sarawi llevan semanas circulando por Malí, aunque no había habido confirmación por parte de las autoridades.

Pero en la madrugada del jueves el presidente Emmanuel Macron tuiteó describiendo la muerte de al-Sahrawi como "un gran éxito'' para los militares franceses tras más de ocho años luchando contra los extremistas en el Sahel.to

El ejército francés ha estado luchando contra los extremistas islámicos en la región del Sahel, donde una vez fue la potencia colonial, después de intervenir en el norte de Malí en 2013. Recientemente ha anunciado que tiene previsto reducir su presencia militar en la región, con el objetivo de retirar 2.000 soldados a principios del próximo año.

¿Cómo murió el 'Emir'?

Según el jefe del Estado Mayor del ejército francés, Thierry Burkhard, la operación se llevó a cabo en "el Liptako maliense, al sur de Indelimane, más concretamente en el bosque de Angarous", en la llamada región de las "tres fronteras", en los límites de Malí, Níger y Burkina Faso.

En agosto, la fuerza antiyihadista francesa Barkhane y sus socios africanos llevaron a cabo "una operación de reconocimiento y acoso contra un grupo de EIGS", explicó el jueves.

Del 17 al 20 de agosto, la coalición intentó verificar la información obtenida tras la detención de combatientes en julio. El 17 de agosto, "un ataque con drones neutralizó a dos miembros del EIGS que iban en moto", dijo.

Luego, del 20 al 22 de agosto, un grupo de comandos de unos 20 soldados, apoyado por ataques aéreos de drones y aviones Mirage, fue enviado por aire para "reconocer y registrar toda la zona". Sólo al final de esta fase de trabajo sobre el terreno se pudo identificar a Adnan Abu Walid al-Sahrawi. "Todo indica hoy que era uno de los dos pasajeros de la moto que fue objetivo del golpe" el 17 de agosto, dijo el general Burkhard, sugiriendo una cierta suerte en la operación.

¿Cuál es el estado del grupo EIGS?

La cumbre de Pau, que reunió a Francia y a sus socios del G5 del Sahel (Mauritania, Níger, Malí, Burkina Faso y Chad) a principios de 2020, hizo del EIGS un objetivo absolutamente prioritario. Posteriormente, los esfuerzos se dirigieron al otro gran actor de la zona, el grupo Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Los dos grupos rivales libran una guerra despiadada entre sí, destinada sobre todo a consolidar zonas depredadoras, en las que cobran todo tipo de impuestos, y a reclutar nuevos combatientes. Esta guerra fratricida se habría convertido en una ventaja para AQMI, según varias fuentes.

"El bombardeo de Barkhane ha dado sus frutos", afirma Jihad Analytics, que ha registrado un "gran descenso de la actividad (del EIGS) de febrero a junio de 2020, y luego un aumento de julio a noviembre, pero con casi todos los ataques contra AQMI".

Según él, el grupo reivindicó 90 atentados en 2020 y sólo 30 en lo que va de 2021. Y ninguno desde el 13 de junio.

Bernard Emié, jefe del servicio de inteligencia exterior francés, la Direction Générale de la Sécurité Extérieure (DGSE), estimó el número de combatientes del EIGS y de AQMI en unos pocos cientos cada uno, sin dar más detalles.