Última hora
This content is not available in your region

Lyon celebra su fiesta más luminosa

euronews_icons_loading
Lyon celebra su fiesta más luminosa
Tamaño de texto Aa Aa

Lyon se prepara para una de sus fiestas más tradicionales. Desde este jueves y hasta el domingo La Fete de Lumiere, la fiesta de las luces iluminara la ciudad francesa. En total hay 63 instalaciones para las que se han invertido 2,6 millones de euros. En monumentos, parques, edificios y ríos se proyectarán imágenes y montajes visuales. La fiesta tiene su origen a mediados del siglo XIX, cuando la lluvia arruinó una festividad y los vecinos encendieron velas en sus ventanas. El pasado año hubo casi dos millones de turistas y ahora hay más dificultades para llegar por una huelga de trenes aunque Jean-François Zurawik, coordinador del evento, señala que "mucha gente que no puede venir en tren vendrá en coche, así que no estamos seguros de tener menos visitante".

A pesar de su carácter festivo, el evento no pierde de vista la actualidad y se hace eco de las principales preocupaciones globales, como explica para Euronews Gioia Salvatori: "En el año en el que los Viernes para el Futuro han puesto el cambio climático en el centro del debate mundial, también aquí en Lyon, en la Fete des Lumières, el misma tema ha inspirado a muchos artistas. Aquí, la plaza central se convirtió en un prado salvaje, poblado por grandes y extrañas aves y plantas muy altas".

Los principales enclaves de Lyon cambian su aspecto completamente. El artista Philippe Cotten, también conocido como Cozten, se ha encargado de la colina de Fourviére y el Palacio de Justicia. "Desde hace varios años pongo el medio ambiente, el planeta, el calentamiento global en el centro de mi investigación creativa; este espectáculo termina con una tormenta monumental que nos advierte de que debemos ser conscientes de los riesgos. Estamos viendo más y más periodos de sequía y de repente todo se colapsa por la lluvia y eso es un problema para las ciudades, ya que vemos más y más inundaciones".

Otro de los temas que se aborda es el cambio tecnológico. En la Place des Célestins unas partículas de luz inician un ballet hipnótico. Se trata de una alegoría de los datos que enviamos cada día a través de las diferentes formas de comunicación. Y desde el presente futurista, al pasado con el montaje del origen de las especies en el parque de la Tete D'or. Un evento de fantasía en el que Lyon muestra su mejor cara.