Última hora
This content is not available in your region

Italia destina 55.000 millones de euros para luchar contra el cambio climático en quince años

euronews_icons_loading
Italia destina 55.000 millones de euros para luchar contra el cambio climático en quince años
Tamaño de texto Aa Aa

55.000 millones de euros en quince años para luchar contra el cambio climático.

El nuevo Gobierno italiano ha puesto la reducción de la contaminación y las políticas medioambientalmente sostenibles en el epicentro de sus iniciativas. Su compromiso es cumplir con el objetivo de Naciones Unidas de alcanzar las cero emisiones netas de dióxido de carbono (CO2) en 2050.

Un nuevo decreto prevé un paquete de medidas para promover el uso del transporte público en lugar del privado y ayudar a los comerciantes que vendan comida y líquidos a granel.

La protección del medioambiente es ahora el elemento clave de un decreto que abarca todos los ámbitos de la acción gubernamental.

"Impone la planificación de la dotación económica tanto para que este Gobierno como los próximos gobiernos apliquen políticas verdes", explica en declaraciones a Euronews el ministro italiano de Medioambiente, Sergio Costa.

La revolución verde italiana pretende generar recursos para la educación y el estado del bienestar además de reducir el impuesto sobre la renta.

Aunque el principal reto es acabar con las 500.000 toneladas de desechos, muchos plásticos, que terminan cada año en el Mediterráneo.

Giorgia Orlandi, euronews:
La medida que genera mayor controversia del nuevo decreto gubernamental es el conocido como impuesto al plástico. El plan original establecía para la industria el pago de un euro por cada kilogramo de plástico producido, incluyendo embalajes, recipientes, botellas de leche o de detergente y en general los envases y etiquetas. Ahora el Gobierno ha cedido a las quejas de varias organizaciones empresariales advirtiendo del riesgo que supondría para el sector que repercutiría en los costes para los consumidores.

Los italianos se muestran divididos aunque el 54% están a favor del decreto. "Si se aplica como se debería es una buena idea, si se trata de marear a la gente pues no me convence", dice un hombre.

"Si miramos mi compra, llevo muchísimo plástico, tomates, panceta, la carne, todo envuelto en plástico, verdaderamente creo que es un impuesto justo", indica una mujer.

Algunas grandes compañías y organizaciones empresariales han remitido una carta al Gobierno italiano pidiendo la retirada del decreto.

"No hay nada decidido, empezamos a caminar. No se ha hecho nada durante los últimos cuarenta años, y nosotros vamos a un ritmo de una ley cada tres meses, me parece que no es poco", añade Costa.

El nuevo Gobierno italiano apunta alto, quiere hacer los deberes cuanto antes. No hay tiempo que perder en uno de los países con el aire más contaminado de toda la Unión Europea.