Última hora
This content is not available in your region

¿Peligra el futuro del Canal de Panamá? Los retos de una vía histórica

euronews_icons_loading
¿Peligra el futuro del Canal de Panamá? Los retos de una vía histórica
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

El Canal de Panamá se enfrenta a un futuro incierto y cargado de desafíos, debido en buena medida al cambio climático, cuando se acaban de cumplir veinte años desde que Estados Unidos traspasó su gestión a las autoridades panameñas.

Panamá ha conmemorado el aniversario, destacando el buen funcionamiento del canal y su contribución vital al desarrollo de este país centroamericano, de poco más de cuatro millones de habitantes.

Sin embargo, esta fecha también ha servido para poner de relieve que el canal peligra por varios motivos, empezando por la falta de agua dulce, necesaria para su funcionamiento, debido a la escasez de lluvia provocada por el cambio climático.

Una gigantesca obra de ingeniería de 80 kilómetros entre el Atlántico y el Pacífico

El Canal de Panamá es una impresionante obra de ingeniería que une los océanos Atlántico y Pacífico. Esta vía, de 80 kilómetros, por la que circula el 6 % del tráfico marítimo mundial, aportó a Panamá el año pasado 1790 millones de dólares. Una cifra récord, que unida a otras actividades asociadas, representa el 24 % del PIB del país.

euronews

Panamá no consigue la plena soberanía sobre el istmo hasta finales de 1999

Fue construido y administrado por Estados Unidos desde su inauguración en 1914. El tratado Torrijos-Carter estableció en 1977 la cesión progresiva del canal, aunque Panamá no tuvo la plena soberanía sobre el istmo hasta diciembre de 1999 cuando se firmó la transferencia con el rey español Juan Carlos como testigo.

Nubes en el horizonte: lluvias insuficientes, rutas alternativas y ralentización económica

Veinte años después, apuntan nubes en el horizonte. El año pasado, hubo que reducir el tonelaje de los buques en tres ocasiones, debido a que el canal no contaba con un nivel de agua suficiente porque las precipitaciones han estado un 27 % por debajo del promedio histórico.

La administración del canal busca soluciones, como una posible desalinización de agua marina. De momento la obra depende de los lagos artificiales de Gaún y Alajuela que también abastecen a Ciudad de Panamá.

La ruta del norte se abre por el deshielo del Ártico

Las autoridades del canal temen que los armadores acaben por evitar el ismo y elijan otras rutas, como el canal de Suez que se ha abaratado notablemente. Además, el deshielo del Ártico debido al calentamiento climático podría abrir una competitiva ruta por el norte.

A eso se suma otro peligro. El canal, utilizado sobre todo para unir Asia con la costa este de Estados Unidos, sufre debido a una disminución del tráfico por las guerras comerciales entre China y Estados Unidos y la ralentización de la economía mundial.

AFP