Última hora
This content is not available in your region

Tensión en las islas griegas, donde aumenta la llegada de migrantes pero no los centros de acogida

euronews_icons_loading
Tensión en las islas griegas, donde aumenta la llegada de migrantes pero no los centros de acogida
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Tensión en la isla griega de Quíos, situada a pocas millas de la costa turca. El viceministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Notis Mitarakis visitaba la isla cuando un grupo de personas le ha increpado por los planes migratorios del Gobierno. Según ellos, el nuevo plan de asilo de Nueva Democracia empeora aún más la situación, ya de por sí insostenible, que se vive en las islas del Egeo.

En los centros de acogida de Quíos, hay más de 6000 refugiados, para 1.318 camas disponibles. En Lesbos, 4.670 plazas para más 21.000 migrantes. Y en Samos, 7636 migrantes para una capacidad de menos de 1000 camas.

Las autoridades han anunciado nuevas protestas en las islas para el 22 y 23 de enero.

"El próximo miércoles al mediodía habrá manifestaciones en Mitilene, Vathí y Quíos. Ese mismo día los asesores regionales viajarán a Atenas donde trasladarán una serie de peticiones que irán acompañadas de protestas contra los ministros y posiblemente frente a la oficina del primer pinistro. La asociación del bar donde hubo altercados también ha presentado cargos por el incidente y por la indiferencia con la que se trató todo el asunto. Porque parece que a nadie le importa", cuenta Costas Moutzouris, gobernador de la periferia de Egeo septentrional.

Por su parte, el alcalde de Samos achaca esta reacción popular a un supuesto aumento de los robos e inseguridad en las islas. "Se están produciendo robos en casas y fincas. Europa necesita salvaguardar sus intereses, a menos que se sienta muy cómoda en sus sillones, y nos deje a solas con el gobierno griego para gestionar todo el asunto", afirma.

Según datos de Acnur, en 2019 llegaron a Grecia un total de 74.482 personas, muy por encima de las cerca de las 33.000 de España y de las 11.000 de Italia.