Última hora

Las lluvias caídas en las últimas horas en el sureste de Australia han dado un respiro a los bomberos y a los ciudadanos atenazados por semanas de calor extremo. Los bomberos reconocen que no servirán para apagar todos los focos, pero se trata de una ayuda inestimable. Muchos lo han celebrado en las redes sociales.

Se teme eso sí, que con las fuertes precipitaciones la ceniza termine siendo arrastrada hasta los ríos y depósitos de agua.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.