Última hora
This content is not available in your region

El Gobierno de España buscará aprobar la ley de Cambio climático más ambiciosa pese a la polémica

La localidad San Sebastián en España (imagen de archivo)
La localidad San Sebastián en España (imagen de archivo)   -  
Derechos de autor
AP / Alvaro Barrientos
Tamaño de texto Aa Aa

España se ha puesto los guantes para combaritr el cambio climático. La viceministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, informó que el nuevo Gobierno adoptará treinta medidas que permitan afrontar la 'emergencia climática y ambiental' declarada este martes por el Consejo de Ministros.

Estas medidas serán implementadas de manera transversal, por lo que el desarrollo económico, las políticas públicas y la investigación estarán en sintonía con las demandas y retos que afronta el país debido al cambio climático.

"Este país necesita actualizar sus prioridades (...) con posibilidad de aprovechar el conjunto de oportunidades que la transformación de una economía compatible con la seguridad climática ofrece", explicó Ribera en una rueda de prensa.

Cuenta oficial de la viceministra para la Transición Ecológica de España, Teresa Ribera.

Ley de Cambio Climático, la piedra angular para la lucha climática

Asimismo, la viceministra adelantó que entre las prioridades está la remisión al Parlamento del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética para establecer un marco jurídico a una situación sin precedente.

La finalidad de este precepto es reducir las emisiones de CO2, llevando a cabo una transición del sistema energético fósil a las energías renovables, transformando el modelo productivo español con uno más compatible con el medio ambiente y continuar con las objetivos sostenibles de la ONU y la Unión Europea con el Acuerdo de París.

Para el cumplimiento de estas resoluciones, España pretende alcanzar la neutralidad climática en 2050, es decir, reducir más de un 90% sus emisiones de gases de efecto invernadero. El proyecto de ley asume que para llegar a ese nivel de reducción tendrá que "alcanzar un sistema eléctrico 100% renovable antes del año 2045". Lo que supondría una decisión drástica sobre el uso de los vehículos de combustible fósil.

Ribera ha puesto como fecha límite los primeros 100 días del Gobierno de Pedro Sánchez para sacar adelante este proyecto de ley que ha generado controversia en el ala más conservadora del Congreso.

Los eternos negacionistas

La declaración de emergencia climática no ha sido bien recibida por el partido Vox, que insiste en tildar los últimos estudios científicos de "exagerados" y "alarmistas". Las medidas declaradas por Ribero han sido tomadas por la formación política de Santiago Abascal como una excusa para aumentar los impuestos.

"Subir el precio del butano, el diésel y la cómida rápida son vuestras medidas urgentes contra la 'emergencia climática'. Al final el 'que se fastidien los ricos' se ha convertido en un 'a por los españoles que madrugan y pagan impuestos'", se puede leer en la cuenta oficial del partido en Twitter.

Anteriormente, durante la Cumbre del Clima en Madrid, Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox en el Congreso había afirmado que su partido no negaba el cambio climático pero a su vez rechazaba que el hombre tuviera alguna responsabilidad sobre el calentamiento global.

Vox y grupos minoritarios negacionistas insisten que esta crisis ha sido creada por la extrema izquierda para destruir plazas de trabajo, aumentar los impuestos e impulsar una "proposición ideológica de corta y pega" encabezada por Greta Thunberg.

Claro, otra chorrada más de estos dirigentes chorras. ¿Emergencia? Chalados. Lo que sí harán es que paguen las clases más bajas que no pueden comprar alimentos frescos ni acceder a un coche eléctrico por sus precios. ¡Joder con el socialismo! Aquí nos mandan otra vez...
@1pinbot
Usuario en Twitter

Esta negación a la realidad climática, y que golpea actualmente las costas españolas con la borrasca Gloria, ha quedado sobre papel cuando en Madrid, Vox se opuso a respaldar el reconocimiento de la emergencia climática en el pleno. Sin embargo, Madrid, que emite 11 millones de toneladas de CO2 al año, recibió el apoyo necesario para activar un plan contra el cambio climático, como también ocurrió en Barcelona.

La preocupación ante el cambio climático es real

El Estudio Europeo de Valores de la Fundación BBVA para 2019 reseñó que el 80% de los españoles entrevistados está "totalmente" de acuerdo en que el cambio climático es "muy grave", aunque creen que es posible revertir este fenómeno. Esta actitud positiva, no se percibió en Francia ni Alemania, donde se cree que los daños ya son "irreversibles".

La creciente preocupación por el medio ambiente es quizás la razón que ha llevado a España a convertirse en el octavo país en declarar a nivel nacional el estado de emergencia climática.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.