Última hora
This content is not available in your region

[Antes/ después] La borrasca Gloria engulle el delta del Ebro

euronews_icons_loading
El Delta del Ebro el 21 de enero y el día 15 de enero
El Delta del Ebro el 21 de enero y el día 15 de enero   -   Derechos de autor  UE. Datos modificados de Copernicus Sentinel procesados por Copernicus EMS/ Annamaria Luongo
Tamaño de texto Aa Aa

La violencia de la borrasca Gloria se ha tragado el delta del Ebro, parte de sus arrozales y bateas de mejillones. El oleaje de récord del Mar Mediterráneo y las abundantes precipitaciones inundaron casi toda la superficie del delta.

Aunque el agua es necesaria en el cultivo de arroz, el agua salada daña las plantas. También han sufrido daños las poblaciones del delta. Se calcula que el mar ha entrado hasta 3 kilómetros tierra adentro, y ha anegado 3.000 hectáreas, el 15% de los arrozales, según declaraciones de los agricultores del delta.

Aunque el cielo estaba cubierto por las nubes, los radares del satélite Sentinel 1 de la red europea Copernicus son capaces de "fotografiar" el suelo. Los radares captan varios espectros que luego se procesan para obtener una imagen "reconocible".

Lo mostraba el equipo de redes sociales del Servicio de Gestión de Emergencias de Copernicus, que ha procesado las imágenes. Las imágenes de satélite se han vuelto virales. Algunos expertos precisan que aunque lo parezca, el Mediterráneo no ha inundado "todo" el delta. Parte de la inundación se debe a la lluvia. En cualquier caso la imagen es espectacular.

Desde el Copernicus EMS han creado una visualización del delta en un día "normal" para comparar. Puedes ver el antes y el después moviendo el cursor blanco del centro de la imagen.

Unión Europea. Datos modificados de Copernicus Sentinel 2020 obtenidos por el equipo de redes sociales de Copernicus EMS - Annamaria Luongo.

Este jueves los cielos despejados han permitido a los expertos obtener otras imágenes del delta inundado, dos días después de la tormenta.

El alcalde de Deltebre, situada en medio del delta, Lluis Soler, ha dicho al diario El Periódico que los vecinos no habían visto una cosa igual en su vida. En su cuenta de Twitter publicaba: "Hoy vivo uno de los peores días como alcalde de Deltebre. El efecto de este temporal está causando grandes destrozos: inundación de 3 km haciendo desaparecer la playa y los arrozales, pasarelas sobre el mar, el río desbordado, bateas desaparecidas, caminos destrozados".

Unión Europea. Datos de Copernicus Sentinel
El delta del Ebro en agosto, y el día 23 de enero, inundado por completoUnión Europea. Datos de Copernicus Sentinel

Ayer tuvieron que suspenderse las clases en la localidad.

A última hora del miércoles Soler anunció que ha solicitado la declaración de zona catastrófica.

"Estas imágenes aéreas son sólo un ejemplo de la dramática situación que estamos viviendo en estos momentos en nuestro municipio. Deltebre, el Delta y su gente ya no pueden esperar más!"

La ecóloga de Greenpeace Pilar Marcos explica a euronews que este desastre era perfectamente previsible porque va en consonancia con las advertencias del último informe de los expertos de la ONU sobre el cambio climático en los oceános. "Estamos ante una intensidad, con una altura de olas que nunca habíamos visto antes. Y también está aumentando la frecuencia. Se trata de la cuarta gota fría desde el otoño. Además este año se ha alcanzado el récord de temperaturas del mar Mediterráneo y esto favorece los fenómenos extremos" comenta. Añade que esto son factores nuevos, ligados a la emergencia climática.

Otro problema, este bien conocido desde hace décadas, es la urbanización masiva en la costa mediterránea, denuncia Marcos. Sumado a las transromaciones que va a provocar el cambio climático es una bomba de relojería.

"El otro día ví que se protegían las playas con sacos de arena... No duraron nada. Ahora llaman a construir más espigones para salvar las playas. Y traerán arena para rellenarlas de cara al verano... Eso son parches, que no solucionan nada a largo plazo" lamenta Marcos. Advierte que el litoral Mediterráneo debe buscar soluciones más perennes.

Una de las vías que sugiere es la revalorización de los ecosistemas naturales. Apunta a que dejar las masas de posidonia que llegan en invierno a las playas, en vez de "limpiarla" protegería la arena. Allanar las dunas para ganar metros de playa también favorece la erosión.

La tormenta Gloria, que ha causado cinco víctimas mortales y destrozos incalculables ha coincidido con la aprobación de la declaración de emergencia climática por parte del Gobierno español este martes en el Consejo de Ministros.