Última hora
This content is not available in your region

Recuerdos de Auschwitz: "ni siquiera besé a mi madre"

euronews_icons_loading
Recuerdos de Auschwitz: "ni siquiera besé a mi madre"
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Auschwitz. Más de un millón de personas murieron en este campo de exterminio nazi.

Con motivo del 75 aniversario de la liberación, los sobrevivientes continúan testificando.

El belga Paul Sobol dice que no siente nada, que experimenta el horror de esta tragedia a través de los ojos de los demás.

"Pienso especialmente en aquellos que han desaparecido de mi familia. Porque sabe, ni siquiera besé a mi madre", recuerda.

Durante el invierno de 1944, los nazis ordenaron la evacuación de los campos. Los prisioneros judíos tuvieron que caminar hasta Alemania. A los oficiales se les ordenó matar a quienes no pudieran avanzar.

Pero el calvario continuó para Paul Sobol, quien fue embarcado de nuevo en un tren. "En el vagón éramos 100 ó 110. Íbamos de pie, apretados los unos contra los otros. No sabíamos cuánto tiempo iba a durar. Pasamos seis días en aquellos vagones. Cuando el tren finalmente se detuvo y abrieron las puertas, de mi vagón salimos 20 ó 25 sobrevivientes".

Paul Sobol logró sobrevivir gracias a un objeto. Cuando fue detenido en Bruselas, su novia logró darle un paquete con comida, y en el fondo de la caja había una fotografía. Logró esconderla y la imagen de quien se convertirá en su esposa le acompañó durante todo aquel tiempo.

"La doblé en ocho y la escondí en mi puño derecho porque teníamos que desnudarnos, dejar toda nuestra ropa civil y luego entrar en ese edificio donde nos iban a transformar en convictos".

Paul Sobol es un transmisor de memoria. Más allá de las ceremonias oficiales, tiene previsto reunirse con estudiantes de secundaria para compartir su testimonio.