Última hora
This content is not available in your region

Un dragaminas para interceptar migrantes que intentan entrar en Hungría

euronews_icons_loading
Un dragaminas para interceptar migrantes que intentan entrar en Hungría
Derechos de autor
Copyright Euronews Hungary
Tamaño de texto Aa Aa

El dragaminas húngaro Baja sale a patrullar por el río Tisza, en la frontera con Serbia. Ha recibido órdenes de acudir a la zona para evitar que migrantes y refugiados lo crucen.

El Gobierno húngaro esgrime que el número de inmigrantes ha aumentado en las dos últimas semanas. La pasada se produjeron casi 700 intentos de pasar la frontera ilegalmente. Eso no significa que 700 inmigrantes intentaran colarse en la Unión Europea, pues muchos prueban suerte una y otra vez si son cogidos.

"Hemos encontrado visores nocturnos e incluso un sensor del terreno, cúters para cortar las vallas, palas, mapas, lista de direcciones, teléfonos de taxis, tienen todo esto. Están muy bien preparados para cruzar la frontera húngara
Szilárd Németh
Viceministro de Defensa de Hungría

Euronews

Inmigrantes organizados y muy bien equipados

El viceministro de Defensa Szilárd Németh asegura que su país sufre una especie de asedio.

"Si vienen en grupos, siempre hay un líder. Tienen una equipación excelente. Hemos encontrado visores nocturnos e incluso un sensor del terreno, cúters para cortar las vallas, palas, mapas, lista de direcciones, teléfonos de taxis, tienen todo esto. Están muy bien preparados para cruzar la frontera húngara".

Al otro lado, en Serbia, también es evidente el mayor número de migrantes. Pero la situación sigue siendo mucho mejor que en 2015. Y, por lo que se sabe hasta ahora, no se producen altercados entre migrantes y la población local. El coordinador de refugiados del pueblo fronterizo de Kanjia aseguraba a Euronews que algunas personas sí consiguen atravesar la verja fronteriza.

Euronews

El peligro del agua helada

Muchos piensan que pueden hacerlo, creyéndose las mentiras de los traficantes de personas. Algunos ya lo han intentado hasta diez veces.

"Si hablas con los migrantes que están aquí, te dicen que sus familiares están en Austria, que sus amigos están del otro lado de la frontera, etc", cuenta Róbert Lackó. "Desgraciadamente, esto los anima. Sabemos que la comunicación entre ellos es muy buena".

Euronews

Pero unos pocos minutos en el agua helada son suficientes para que algunos mueran congelados. Las autoridades esperan que el dragaminas disuada a quienes intentan cruzar el Tisza.

"Este barco opera durante toda la jornada en la frontera entre Hungría y Serbia", cuenta el enviado especial de Euronews Ádám Magyar. "Su tripulación busca migrantes con visores nocturnos, detectores termales y radares. Dicen que casi todos los días encuentran a alguien".

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.