Última hora
This content is not available in your region

Islandia en guardia por la "inusual" actividad volcánica bajo el monte Thorbjorn

euronews_icons_loading
Imagen de la zona que está siendo vigilada. Al norte, el famoso lago de aguas azules que visitan miles de turistas
Imagen de la zona que está siendo vigilada. Al norte, el famoso lago de aguas azules que visitan miles de turistas   -   Derechos de autor  Unión Europea. Contiene datos modificados de Copernicus Sentnel 2019 obtenidos con Sentinel Hub
Tamaño de texto Aa Aa

Las autoridades islandesas vigilan la rápida deformación (una inflación) que está ocurriendo bajo el monte Thorbjorn. Se ha decretado el estado de "incertidumbre" y se ha emitido un código amarillo para la aviación civil en la Península de Reykjanes.

La zona es famosa por sus aguas termales azules, de origen volcánico. Está medio centenar de kilómetros de Reikiavik, la capital islandesa y a sólo 24 kilómetros del aeropuerto internacional de Keflavik.

El servicio meteorológico islandés publicó este domingo una nota en la que explica que además de esta deformación se han detectado pequeños terremotos concentrados en la misma zona durante los últimos días.

El episodio de deformación comenzó el 21 de enero y ha continuado a una velocidad "inusualmente rápida" de 3-4 milímetros por día. El comité científico de Protección Civil que se reunió el domingo para debatir la situación considera que puede deberse a una acumulación de magma "muy pequeña", de 1 millón de metros cúbicos.

Icelandic Met Office
Actividad sísmica en los últimos días.Icelandic Met Office

Explican que nunca se había observado un fenómeno tan rápido en tres décadas de medidas y que esta actividad es poco habitual para esta época del año. Precisan que aunque esta actividad sísmica es frecuente en la zona, el hecho de que la inflación esté ocurriendo a la vez que la ola de terremotos es un motivo de preocupación de de vigilancia especial.

Las últimas erupciones conocidas de este sistema volcánico tuvieron lugar entre 1210 y 1240 en los conocidos como incendios de Reykjanes.

Entre los escenarios que barajan los científicos está que se produzca una fisura volcánica, si sigue acumulándose lava, o un terremoto de más magnitud.

Si la deformación se debe a la actividad de las placas tectónicas podrían producirse terremotos aún más fuertes.

Los científicos esperan que el tráfico aéreo internacional no se vea interrumpido, como ocurrió con la erupción del Eyjafjallajokull en 2010. La diferencia esta vez para los geólogos radica en que las erupciones en esta parte de Islandia no son explosivas y la lava fluye con relativa calma.

Haskoli Islands / ISOR
Detección de la deformación por el satélite Sentinel -1Haskoli Islands / ISOR