Última hora
This content is not available in your region

Retos y éxitos del cine europeo

euronews_icons_loading
Retos y éxitos del cine europeo
Derechos de autor  Chris Pizzello - AP   -   Chris Pizzello
Tamaño de texto Aa Aa

Tres actores, un automóvil, una sala y 15 minutos de diálogo intenso. El cortometraje "Una Hermana", de la joven cineasta belga Delphine Girard, se encuentra entre los nominados para los Óscars.

"Para mi, lo importante es crear una historia trascendente, una película que también me gustaría ver. Pero también es agradable si llega a otras personas", explica Girard. "Con mi productor y mi equipo, hemos reflexionado sobre cómo hacer que esta película se abra un hueco en el mundo."

La taquilla mundial de 2018 superó los 41.000 millones de dólares. La Unión Europea se hizo con el 22% de los ingresos, sólo por detrás de Estados Unidos.

Las plataformas digitales han empezado a jugar un papel importante a nivel de producción y de distribución. Es una oportunidad, pero también un desafío para Europa, que sigue considerando el cine como un servicio público y no sólo como un producto comercial.

"Cuando no existe una estructura fuertemente regulada para un sector, el acceso a la audiencia disminuye", afirma Pauline Durand-Vialle, de la Federación de Directores de Cine Europeos. "Creemos que hay una clara correlación entre la intervención pública, ya sea a través de la regulación o la financiación, y las cuotas de mercado de las películas nacionales y europeas".

La Unión Europea planea invertir casi 2.000 millones de euros en el sector cultural en los próximos siete años a través del programa Europa Creativa. Y los medios audivosual seguirán siendo una prioridad para las subvenciones, destinadas a fomentar la diversidad cultural.

"Tenemos una gran capacidad para contar historias, pero a veces somos menos buenos a la hora de compartirlas y hacer que las historias viajen", dice Martin Dawson, de la unidad Europa Creativa. "Por eso nos queremos centrarnos en este ámbito, para que nuestras películas y series de televisión sean más conocidas, promocionándolas y creando el deseo de verlas."

España, Francia y Polonia se cuentan entre los países cuyas películas optan a hacerse con una de las preciadas estatuillas a la mejor Película Internacional.