Última hora
This content is not available in your region

Bombas y frío glacial, el cóctel que envenena la vida a 80.000 desplazados sirios

euronews_icons_loading
Bombas y frío glacial, el cóctel que envenena la vida a 80.000 desplazados sirios
Derechos de autor
Quelle: AP
Tamaño de texto Aa Aa

Primero fueron los tanques y las bombas del régimen de Bashar al-Asad, ahora la nieve y un frío glacial que agudiza el dolor de la guerra... En los campos de desplazados que han surgido a raíz de la última ofensiva gubernamental en el noroeste de Siria, la situación es insostenible:

"No podemos aguantar más esta situación. Hace frío, está nevando y nuestra vida es terrible. No puedo soportar este frío y los niños tampoco. ¿Qué vida es esta? Estamos destrozados y soy una anciana con niños, nadie nos cuida", se lamentaba una mujer.

Según Naciones Unidas, unos 80.000 desplazados por la última ofensiva del Ejército están durmiendo bajo árboles o en zonas descubiertas bajo la nieve. Desde el Programa Mundial de Alimentos, advierten de que "los intensos bombardeos de los últimos días han provocado importantes desplazamientos de población. Desde diciembre, los ataques aéreos y los enfrentamientos armados en el noroeste de Siria han desplazado a más de 800.000 personas", explicaba una portavoz del organismo.

En el frente bélico, las milicias opositoras apoyadas por Turquía han derribado un helicóptero del Ejército sirio, el segundo en tres días, en el oeste de Alepo. El Gobierno turco trata de imponer a la fuerza un alto el fuego y hace dos días anunció que estaba reforzando su presencia militar en la zona. En la vecina provincia de Idlib, la última que controlan las milicias islamistas en Siria, los combates se han recrudecido y con ellas, las condiciones de vida de decenas de miles de personas.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.