Última hora
This content is not available in your region

Europa afronta dividida la encrucijada de los presupuestos

euronews_icons_loading
Europa afronta dividida la encrucijada de los presupuestos
Derechos de autor  Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved   -   Virginia Mayo
Tamaño de texto Aa Aa

Las negociaciones de los presupuestos europeos siempre han sido difíciles. Pero en esta ocasión lo son todavía más porque la marcha de Reino Unido deja un hueco en las finanzas comunitarias de 70.000 millones de euros.

Además los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea llegan muy divididos a la cumbre de Bruselas.

"Hay muchas preocupaciones, hay muchas prioridades e intereses, y el objetivo debe ser aunar los diferentes puntos de vista para tomar una decisión conjunta". ha explicado Charles Michel, el presidente del Consejo Europeo. "Los últimos pasos para alcanzar un compromiso son siempre los más difíciles. Pero creo que sobre la mesa hay todo lo necesario para tomar una decisión".

Hay al menos dos bloques claramente enfrentados.

El de los países nórdicos, conocidos como "los frugales", que quieren reducir las contribuciones a las arcas comunitarias al 1% de la Renta Nacional Bruta. Quieren poner menos dinero. Este bloque incluye a Austria, los Países Bajos, Suecia y Dinamarca.

"Queremos ahorrar dinero. Lo que no queremos es que las aportaciones de los contribuyentes netos aumenten ilimitadamente", ha declarado Sebastian Kurz, el canciller de Austria. "La última propuesta del presidente del Consejo, Charles Michel, del 1,07% parece ir en la dirección correcta."

El otro bloque es el de los "amigos de la cohesión", integrado por países del sur y el este de Europa, que quieren mantener un máximo de ayudas para la agricultura y los fondos estructurales.

España forma parte de este último grupo y ya ha dejado claro que la propuesta que hay sobre la mesa para empezar a negociar le parece "insuficiente e injusta".

"El punto de partida es altamente decepcionante, tanto para el conjunto de la Unión como para España", ha dicho Pedro Sánchez, presidente del gobierno español a su llegada a la cumbre. Argumenta que "reduce de manera bastante importante políticas importantes para España como son las políticas de Cohesión y también las políticas vinculadas a la Política Agrícola Común".

El futuro de la Política Agrícola Común es uno de los elementos clave de las negociaciones. Los agricultores han llevado sus tractores hasta las puertas de la cumbre para pedir que se mantengan las ayudas al sector.

"Creo que deben proteger la Política Agrícola Común. Si están de acuerdo para que haya un pacto Verde en la Unión Europea, significa que hace falta ambición para el sector agrícola", explicaba un agricultor letón.

Y nadie se atreve a vaticinar cuanto durarán estas negociaciones, aunque se ha recomendado a los líderes que no hagan planes para el fin de semana.

"Si mañana por la mañana, o en algún momento durante el día de mañana, tenemos un acuerdo será un milagro. Pero nunca hay que subestimar a Charles Michel ante ese tipo de negociaciones", ha pronosticado el eurodiputado belga Johan Van Overtveldt.

El presdiente del Consejo fue antes primer ministro de Bélgica, un país acomstumbrado a las negociaciones de fondo.