Última hora
This content is not available in your region

Bruselas y Ankara rebajan tensiones y buscan soluciones ante la crisis migratoria

euronews_icons_loading
Bruselas y Ankara rebajan tensiones y buscan soluciones ante la crisis migratoria
Derechos de autor  Virginia Mayo/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Turquía y la Unión Europea tratan de limar asperezas. El presidente Recep Tayip Erdogan visitaba este lunes Bruselas con la intención de aclarar la posición de ambas partes ante la nueva crisis migratoria desatada la pasada semana con la apertura de las fronteras turcas. Ankara y los 27 acordaron poner en marcha un proceso de consultas que aclare tanto el reparto de responsabilidades como el cumplimiento del acuerdo migratorio firmado por ambos en 2016.

"Esta reunión es un paso importante y creo que en la dirección correcta", explicaba Charles Michel, "pero todavía queda trabajo por hacer, tanto por parte de Turquía como por parte de la Unión, de manera conjunta, para intentar de buena fe y con buena voluntad supervisar ese acuerdo en materia de migración y para ver cómo podemos seguir avanzando en el futuro y asegurar una desescalada. Que haya moderación en la tarea de cooperar juntos en las diferentes cuestiones", insistía el presidente del Consejo Europeo.

El acuerdo de 2016 entre Turquía y Bruselas estipulaba que Ankara mantendría en su territorio a los demandantes de asilo llegados en su mayoría desde Siria a cambio de 6000 millones de euros desembolsados desde los fondos comunitarios.

Con su decisión del pasado día tres, Erdogan pretendía hacer reaccionar a sus socios ante la actual posición de Turquía en la guerra siria, concretamente en Idlib, así como ante su complicada situación ante los la migración masiva hacia Europa. Actualmente, Turquía cuenta en su territorio con cerca de tres millones y medio de refugiados.