Última hora
This content is not available in your region

La comunidad china preocupada en España: "En China la cuarentena fue seria"

euronews_icons_loading
La comunidad china preocupada en España: "En China la cuarentena fue seria"
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Ni el cierre de escuelas, ni la delcaración del estado de alarma, ni la suspensión de vuelos con Italia convencen a la comunidad china. Acostumbrados al aislamiento total que ha seguido el país, más de uno ha cuestionado las medidas que está implantando el Gobierno español.

Si hay que resumirlo en una frase, Dawei Ding, vicepresidente de la Asociación de Chinos en España, lo tiene claro: “Mejor tarde que nunca”. Consideran que tanto España como Europa han tardado en despertar ante la crisis causada por el coronavirus. "Es imposible que se tomen medidas que corten de raíz la propagación, como se ha hecho en China, porque son culturas distintas y situaciones diferentes. Es impensable que aquí la gente haga lo mismo que han hecho los chinos”.

"Una cuarentena seria"

La falta de mascarillas y guantes en las calles y en el metro de Madrid es sorprendente para una comunidad que cerró la provincia entera de Hubei para controlar el contagio y cuyas empresas decretaron el teletrabajo y aislamiento de sus trabajadores prácticamente desde el día uno.

La ciudad se ha convertido ahora en el foco principal en España y las imágenes de supermercados vacíos a las que tan acostumbrados nos tenían los vídeos que llegaban de China se repiten en suelo europeo. "Allí se hizo una cuarentena seria, hacía falta un permiso para poder entrar y salir de los edificios, por eso se ha podido controlar el avance del coronavirus en dos meses".

Hemos estado en contacto con nuestros amigos y familiares que viven en China, por eso nuestro nivel de sensibilización es mucho mayor
Dawei Ding
Vicepresidente de la Asociación de Chinos en España

A ojos de Dawei Ding, el enfado de la comunidad china viene porque el grado de sensibilización ante el coronavirus es mayor: "Desde que empezó el brote del coronavirus, estamos muy pendientes de su avance. Hemos estado en contacto con nuestros amigos y familiares que viven en China, por eso nuestro nivel de sensibilización es mucho mayor que el de los ciudadanos de otros países".

El principal problema que existe para que las medidas de contención no estén funcionando es la cultura española. “Es impensable que la gente aquí vaya a obedecer al Gobierno como lo hizo China y a no salir de sus casas durante dos meses”.

Y añade que, cuando se cerraron los colegios en China la gente se quedaba en casa, pero en España se ha visto que esto no pasa. “La gente está en los parques, disfrutando como si fuese una fiesta. Cada país tiene que encontrar su propia fórmula que sea coherente con su cultura y con su gente”.

Migración hacia la costa

El cierre de escuelas y el teletrabajo en Madrid ha provocado una migración hacia las zonas frecuentadas en periodos de vacaciones. La costa del Mediterráneo, tanto Murcia como la Comunidad Valenciana, se han llenado de madrileños que han aprovechado la situación para desplazarse a un sitio más tranquilo y huir hacia una sanidad menos sobrecargada.

Como consecuencia, los seis nuevos casos que se han detectado en la Comunidad Valenciana de coronavirus este jueves son de personas que vienen de Madrid. Esto asciende la cifra de contagiados en la zona a 98.

Mientras, en la provincia madrileña, el gobierno local siguiendo el ejemplo de China e Italia, ha decretado el cierre de todos los establecimientos, menos comercios de alimentación y farmacias.

“Creo que va ser muy difícil que se controle de manera eficaz como se ha hecho en China. Tampoco estamos pidiendo que se tomen las mismas medidas que en China, porque eso no sería viable. Lo que ha funcionado en este país puede que no funcione en España”, zanja el portavoz de la comunidad china.