Última hora
This content is not available in your region

¿Cumplen las reglas los franceses al respetar el confinamiento?

euronews_icons_loading
¿Cumplen las reglas los franceses al respetar el confinamiento?
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

En tiempos de confinamiento, salir a comprar comida en Francia es una de las pocas excepciones que permite abandonar el hogar. Sin embargo, en muchos casos, se ha convertido igualmente en una simple excusa para salir.

Oficialmente los franceses solo pueden salir en cinco supuestos: el citado de hacer la compra o adquirir bienes de primera necesidad, ir a un centro médico, desplazarse a ayudar a una persona que necesite asistencia, ir al trabajo si no se puede teletrabajar y salir a hacer deporte o pasear una mascota, aunque tiene que ser cerca de casa y absolutamente solo. Para ello además cada persona debe llevar consigo un documento oficial que debe haber rellenado con sus datos y el motivo de su salida.

Martin Bureau/AFP
La policía controla la documentación de una joven en los Campos ElíseosMartin Bureau/AFP

Visitamos el mercado de Montreuil, a las afueras de París, para ver cómo vecinos y vendedores afrontan la situación. Hoy no hay mucha afluencia.

"Creo que tendremos que esperar al fin de semana, porque la gente ha comprado de todo hace dos o tres días. Tiene que consumirlo y por el momento están confinados en casa. Tendrán que venir a comprar más el fin de semana", nos explica un charcutero.

"Tu tienes que estar ahí y yo aquí para no contagiarte", prosigue, señalando unos puntos rojos en el suelo, que indican el lugar en el que debe colocarse cada persona para mantener una distancia mínima de seguridad.

¿Lo respeta la gente?, le preguntamos.

"Honestamente. no", sentencia.

A la falta de clientes, los vendedores tienen otro problema, la falta de suministros ante la ralentización de la economía y la actividad laboral.

Es el caso de las pescaderías, como una que visitamos en el mercado de Barbès, en la capital francesa. Nos hace partícipes de su preocupación Adrien Gonçalves, pescatero: "Hay muchos puertos que van a empezar a cerrar. Vamos a vender todo el pescado que podamos y ya veremos qué pasa las próximas semanas. Solo podemos esperar y ver qué pasa, pero si finalmente ocurre, será muy duro. Tendremos que cerrar".

Haya muchos o pocos clientes en los mercados, o personas en las calles, no todos cumplen con los requisitos necesarios o portan la documentación requerida para poder salir de su casa. El miércoles, las autoridades multaron a más de 4.000 personas por encontrarse en lugares públicos sin una justificación adecuada.