Última hora
This content is not available in your region

El avance del COVID-19 en Italia obliga al Gobierno a dar un paso más hacia el cierre total

euronews_icons_loading
El avance del COVID-19 en Italia obliga al Gobierno a dar un paso más hacia el cierre total
Derechos de autor  AP / Marco Alpozzi / LaPresse
Tamaño de texto Aa Aa

La medida anunciada por el gobierno central establece la suspensión de todas las actividades productivas que no sean esenciales para el país. Quiere decir que continuarán abiertos los supermercados, las farmacias, los servicios bancarios y postales; y se mantiene la circulación de los transportes públicos.

Hasta el viernes, los parques italianos se encontraban abiertos y muchas personas aún podían ir a sus trabajos. A partir de este domingo y hasta el 3 de abril, toda actividad y lugar que no sea "relevante para la producción nacional" queda desautorizado. Este "apretón de tuercas" busca contener el avance implacable del coronavirus que hasta ahora se ha cobrado la vida 4.825 personas y ha tocado a más de 53.000 personas hasta el momento.

Giuseppe Conte había postergado esta medida lo más posible. No solo por el impacto psicológico, para una sociedad que ya lleva dos semanas en cuarentena, sino también por el profundo daño que sufrirá la economía italiana y que su administración deberá hacer frente cuando la crisis del coronavirus acabe.

Las regiones más castigadas son Lombardía, Emilia Romaña y Véneto, que juntas representan el 40% del producto interno bruto (PIB). Sin embargo, es precisamente en el norte del país donde el brote ha cobrado la mayor cantidad de vidas.

"Ralentizamos el motor de Italia, pero no lo detenemos", dijo en su alocución el primer ministro italiano.

Roma pone la maquina estatal en mínima marcha después de que Protección Civil informara de que el país había registrado 793 víctimas mortales en 24 horas, 166 muertes más que la jornada anterior.

Conte animó a todos los italianos a respetar "las normas, con paciencia, responsabilidad y confianza" para que el número de contagios disminuya, y reconoció que "quedarse en casa no es fácil" pero que es la única solución para proteger las vidas de todas las personas.

AP / Ismael Francisco

Rusia y Cuba movilizan a sus médicos para ayudar a Italia

El Ministerio de Defensa de Rusia enviará este domingo a Italia un equipo de cerca de 100 médicos militares especializados en epidemiología y virología, junto a equipamiento médico, para ayudar al país europeo a contener la pandemia del nuevo coronavirus.

Un anuncio realizado 24 horas después de que una brigada de 52 doctores y enfermeros cubanos viajaran este sábado a Lombardía en respuesta a la petición de ayuda de esa región.

Los especialistas isleños, altamente cualificados y con experiencia en epidemias como el ébola, asistirán a sus colegas lombardos, que trabajan en condiciones extremas y hospitales desbordados.

Estos se unirán a una decena de médicos chinos que ya se encuentran en la zona y serán destinados a un nuevo hospital de campaña en Bérgamo, la provincia con mayor número de enfermos.