Última hora
This content is not available in your region

Irlanda, Rusia y Turquía adoptan las medidas restrictivas de los países afectados por el COVID-19

euronews_icons_loading
Irlanda, Rusia y Turquía adoptan las medidas restrictivas de los países afectados por el COVID-19
Derechos de autor  AP / Dmitri Lovetsky
Tamaño de texto Aa Aa

Irlanda se une a la cuarentena por el coronavirus. tras llegar a más de 2.100 infectados y registrar una veintena de fallecidos, el Gobierno anunció un aislamiento flexible que entró en vigor este sábado y que durará hasta el 12 de abril.

A principios de mes el primer ministro Leo Varadkar había ordenado el cierre de todos los centros educativos y espacios públicos no esenciales. Ahora Irlanda da el próximo paso.

"Podrán comprar alimentos o artículos domésticos, recoger comida, asistir a las citas médicas y regocer medicamentos. Así como otros productos sanitarios. Esto, por razones familiares vitales, como la atención a niños ancianos o personas vulnerables. Pueden hacer ejercicio de manrea individual y dentro de un radio de dos kilómetros de su casa, los niños pueden participar siempre y cuando se repete la distancia física de dos metros", informó Varadkar en su alocución del viernes 27 de marzo.

Rusia, que se mantenía ajena a la crisis del virus, ha tomado la decisión de decretar una semana sin trabajo y cerra sus fronteras el 30 de marzo. El Gobierno ha reportado unos 1.000 casos, la mayoría localizados en Moscú.

Las autoridades rusas han instado a los ciudadanos a mantenerse en casa, una petición que podría mantenerse vigente hasta el 5 de abril.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha suspendido todos los vuelos internacionales y los viajes interurbanos está sujetos al permiso de las autoridades locales. Los parques, así como otros espacios públicos permanecerán cerrados hata nuevo aviso. Turquía cuenta con más de 5.000 casos confirmados y 92 fallecidos.

Erdogan pidió a sus conciudadanos practicar una "cuarentena voluntaria" y minimizar la exposición pública a las tareas esenciales como ir al supermercado o trasladarse al lugar de trabajo. Dirigiéndose al sector privado, instó a las empresas a movilizar la cantidad mínima de personal y adoptar un horario flexible como ya lo han hecho las entidades públicas.

El mandatario también agregó entre las medidas, la formación de una "junta de pandemia" en todas las provincias para supervisar las restricciones y tomar precauciones adicionales si fuera necesario.