Última hora
This content is not available in your region

COVID-19: España paraliza toda actividad no esencial en el país

euronews_icons_loading
APTOPIX Virus Outbreak Spain
APTOPIX Virus Outbreak Spain   -   Derechos de autor  Emilio Morenatti/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

España está alcanzando el pico de curva de contagios y lejos de aflojar, el Gobierno endurece el confinamiento de los 47 millones de españoles.

El Consejo de Ministros extraordinario ha aprobado hoy un permiso retribuido recuperable entre el lunes 30 de marzo y el jueves 9 de abril, que no se aplicará a los empleados incluidos en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), a los que se encuentren de baja, ni a los que teletrabajen.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo extraordinario que el objetivo de esta medida es reducir la movilidad al nivel de un fin de semana de confinamiento.

La medida según la portavoz afecta a "aquellos trabajadores de servicios no esenciales que requieren obligatoriamente moverse para estar presencialmente en su puesto de trabajo para desarrollar la actividad laboral". De esta forma, el Ejecutivo pretende anticipar la Semana Santa.

Así, este permiso retribuido recuperable -abonado por el empleador, aunque el empleado tendrá que recuperar las horas cuando vuelva al trabajo- se aplicará a todos los trabajadores que actualmente no prestan servicio en actividades esenciales y que para desarrollar su trabajo tienen que desplazarse.

De esta manera, no se aplicará a los trabajadores afectados por ERTE -que ya no acuden al trabajo-, quienes desarrollen su actividad en la modalidad de teletrabajo, ni quienes se encuentren de baja por incapacidad temporal o permisos de maternidad o paternidad.

La portavoz no ha detallado qué sectores se consideran esenciales más allá de lo recogido en la declaración del estado de alarma, aunque ha precisado que en las administraciones públicas la mayoría de los puestos no esenciales ya se desempeñan mediante teletrabajo, por lo que este colectivo apenas se verá afectado.

En este periodo, las empresas podrán seguir presentado ERTE, ha explicado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, como parte de la flexibilidad que el Gobierno ofrece a las empresas para afrontar esta situación.