Última hora
This content is not available in your region

Duelo en los tiempos del COVID-19

euronews_icons_loading
Duelo en los tiempos del COVID-19
Derechos de autor  BALDESCA SAMPER/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Madrid se ha convertido en uno de los epicentros de Europa de la pandemia de Covid19. España registra cerca de 1000 muertes diarias, y el país ya ha superado las 7,000 muertes desde el comienzo del brote.

Las morgues en los hospitales se están quedando sin espacio para conservar los cuerpos sin vida, y las autoridades locales se han visto obligadas a reutilizar una pista de hielo como un tanatorio temporal. Además, se está preparando una segunda instalación para afrontar el nuevo influjo de casos que se espera en los próximos días.

Solo personal bien formado y equipado puede manejar los cuerpos infectados, y para evitar nuevas infecciones, los familiares de los pacientes y los fallecidos no pueden visitarlos en el hospital, y mucho menos quedarse con ellos en sus últimas horas. El Covid19 ha deshumanizado uno de nuestros momentos más difíciles en la vida. Llorar a nuestros muertos. Los velatorios y funerales están prohibidos. Pero en estos ataúdes llevados por extraños, con trajes protectores completos, hay una historia real de sufrimiento humano.

Encarni Calvache solo sale de casa para llevar el almuerzo a su hermana, infectada por Covid19. Seis miembros de su familia han sido afectados por la enfermedad. Su padre murió y su madre se está recuperando en un hospital. “Nos ha arrasado, a mi familia y a mi. Es como mirar el mar y ver una ola muy, muy lejana. Y de repente, lo que viste en la distancia está justo encima de ti”, dijo Calvache a Euronews.

"No poder despedirme de él físicamente, no poder abrazar a mi madre, que estaba acostada en otra habitación del hospital ... Eso ha sido muy duro". Sin embargo, Encarni logró enviar una carta de despedida a su padre, que las enfermeras le leyeron. Los trabajadores sanitarios están reemplazando a los familiares como el único apoyo para aquellos en los hospitales. Les dan una mano cuando la necesitan o hacen videollamadas para mantener a los enfermos conectados con sus familias.

“Los trabajadores sanitarios están dando los mil dólares por cuidar a nuestros parientes, lo mejor que pueden, para llegar allí donde no podamos estar encerrados. Esto es muy importante y nos dio mucha tranquilidad ”, agregó Calvache.

Funerales virtuales

Psicólogos y cuidadores buscan ahora maneras de ayudar a las víctimas a las que se les negó la oportunidad del duelo en tiempos de distanciamiento social.

José Carlos Bermejo, experto en luto del Centro de Escucha San Camilo, describe la situación por la que atraviesan. “Lo que más experimentan es impotencia. Y desolación. No hay forma de que pueda hacer lo que prometí hacer, estar al lado de la cama de mi ser querido, en tiempos difíciles, pero especialmente en sus últimas horas ”, explicó Bermejo.

Bermejo creado una ceremonia virtual, que los familiares pueden utilizar como reemplazo de un funeral tradicional. Una pista de audio que cada miembro de la familia escucha, solo, en sus respectivos hogares, pero que los une en el momento del duelo

“¿Cómo decir que estoy a tu lado? Te amo, cómo visualizas a tu persona amada sin estar allí porque están en el hospital ... Estamos asistiendo a una oleada de respuestas saludables, que están fortaleciendo los lazos a través de la tecnología ", agregó Bermejo.

A medida que España alcanza su pico más alto de infecciones, los españoles han aprendido de manera abrupta el lado más cruel de Covid 19: la gente está muriendo. Pero solos, en la distancia, tal vez más cerca que nunca, todavía nos tenemos el uno al otro.