Última hora
This content is not available in your region

El coronavirus destruye la economía en Europa y dispara el desempleo

euronews_icons_loading
Spain Virus Outbreak
Spain Virus Outbreak   -   Derechos de autor  Emilio Morenatti/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El coronavirus destruye la economía. Con la mayor parte de Europa estancada, como resultado de las medidas impuestas para tratar de frenar a la enfermedad, comienza a ser patente la dramática situación económica en el Viejo Continente. Cientos de miles de personas han perdido sus empleos durante las últimas dos semanas. Sofía Ramos es una asistente comercial con base en Lyon. La compañía de muebles en la que trabaja está, ahora mismo, prácticamente cerrada.

"Trabajo directamente con Italia así que, el núcleo principal de mi empresa está en Italia y todos sus proveedores también se encuentran en Italia. Unas pocas personas siguen en activo en la empresa para que las cosas funcionen. Yo trabajo en mi domicilio. Reviso el correo electrónico, transfiero los mensajes que son importantes y respondo algunos otros. Creo que se han tomado las medidas adecuadas", declara Sofía Ramos, Asistente Comercial.

España es uno de los países más afectados. El Gobierno ha anunciado un gran paquete de ayuda económica pero los ciudadanos quieren que se apliquen otras medidas.

"Me gustaría que el Gobierno nos pagara la electricidad, el agua y los gastos básicos de la vivienda. Pero, claro está, como en este país, la electricidad y el agua las gestionan empresas privadas. No hay una empresa pública que lo haga y que pueda gestionar el Gobierno. Entonces, lo único que podrían hacer es pagar mis facturas pero, eso, por supuesto, no lo van a hacer", afirma Francisco Luque disyóquei de Lionner Media.

La Confederación Sindical Internacional señala que la pandemia va a cambiar la forma de organizarse establecida en nuestra sociedad hasta ahora.

"En primer lugar, los trabajadores de primera línea forman la nueva categoría de trabajadores. Tenemos, por supuesto, trabajadores de la sanidad, personal de enfermería, asistentes de hospital, personal de limpieza y otras personas que mantienen los hospitales y clínicas en funcionamiento. Pero también tenemos empleados de supermercados, gente que pertenece al sector del transporte, servicios municipales, farmacias... Muchas de esas personas son mujeres. Por primera vez vemos que los trabajadores cuyo sueldo es más bajo, en nuestras comunidades, son las personas de las que dependen nuestras vidas y nuestro sustento", declara Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional.

Con gran parte de la sociedad confinada en casa, sigue la incertidumbre y no está claro cuándo recuperará la normalidad la economía, una vez que se de por concluida la crisis del coronavirus.