Última hora
This content is not available in your region

El Eurogrupo no se pone de acuerdo en las ayudas frente al COVID-19

euronews_icons_loading
El Eurogrupo no se pone de acuerdo en las ayudas frente al COVID-19
Derechos de autor  Matthieu RONDEL/EU
Tamaño de texto Aa Aa

Las conversaciones se prolongaron toda la noche, en total,16 horas que no han bastado para que los ministros de economía y finanzas de la eurozona se pusieran de acuerdo sobre cómo responder a la crisis del coronavirus.

Los Países Bajos siguen sin aceptar los eurobonos

Las conversaciones continuarán este jueves, anunciaba el presidente del eurogrupo, el portugués Mario Centeno, en un tuit en el que aseguraba que su objetivo es crear una fuerte red de seguridad que proteja a trabajadores, empresas y países.

El principal escollo es la negativa de los Países Bajos a aceptar la emisión de eurobonos, es decir, de deuda mutualizada, tal y como reclaman varios países, entre ellos Italia, España y Francia. Alemania, Austria y FInlandia también se oponen, alegando que tendrían que responder de un posible impago de la deuda de los Estados beneficiados.

Algo que, el ministro de economía neerlandés, Wopke Hoekstra ,califica en otro tuit como insensato dado que aumenta el riesgo en Europa en lugar de reducirlo.

Tampoco hay acuerdo sobre las ayudas MEDE

Desde La Haya también insisten en que los créditos que otorgaría el Mecanismo Europeo de Estabilidad deben condicionarse a medidas económicas concretas que tendrían que tomar los países receptores. Lo contrario de lo que pide Italia, cuyo responsable de economía Roberto Gualtieri hace un llamamiento a la solidaridad y la valentía.

Los ministros de economía están convocados para una segunda ronda este jueves a las cinco de la tarde en otra vídeoconferencia. En la noche del martes se pasaron 16 horas debatiendo sobre la mejor forma de responder desde una perspectiva económica a la emergencia del COVID-19. Había esperanzas de llegar a un acuerdo, por lo que produjo cierta conmoción dentro de las instituciones no haber sido capaces de lograrlo. Escuchamos a Angela Merkel hace solo un par de días diciendo que la cuestión de la solidaridad y encontrar la mejor respuesta económica a la crisis del COVID-19 es la mayor prueba a la que se enfrenta la Unión Europea desde su fundación.