Última hora
This content is not available in your region

La emergencia sanitaria del coronavirus pone en riesgo el acceso al aborto

La emergencia sanitaria del coronavirus pone en riesgo el acceso al aborto
Derechos de autor  AP Photo/Tony Dejak
Tamaño de texto Aa Aa

Un centenar de organizaciones no gubernamentales, entre ellas grupos de derechos humanos y de la mujer, han pedido este miércoles a los gobiernos europeos que salvaguarden el acceso al aborto y que lo reconozcan como un cuidado esencial durante la pandemia del coronavirus.

Estos grupos dijeron que la actual crisis sanitaria ha afectado a los servicios de salud reproductiva de los hospitales y clínicas debido a la escasez de personal o a la reasignación del personal afectado a tareas relacionadas con el virus.

"Los gobiernos europeos deben actuar urgentemente para garantizar una atención segura y oportuna del aborto durante la pandemia de COVID-19", dijo Leah Hoctor, directora regional para Europa del Centro de Derechos Reproductivos.

"Deben actuar rápidamente para erradicar todos los requisitos médicamente innecesarios que obstaculizan el acceso a la atención del aborto y deben autorizar a las mujeres a acceder a un aborto médico temprano desde sus hogares".

Este llamamiento se produjo cuando el parlamento de Polonia se prepara para poner en la agenda una nueva y estricta ley de aborto. El país de Europa del Este ya tiene algunas de las leyes de aborto más restrictivas del continente.

"En muchos lugares, el acceso a los servicios clínicos normales se ha vuelto extremadamente difícil", dijeron las organizaciones firmantes. "Las restricciones a los servicios de salud reproductiva afectan de manera desproporcionada a las mujeres que viven en la pobreza, con discapacidad, romaníes, migrantes indocumentadas, las adolescentes, las personas trans y de género no binarias, y las mujeres que corren el riesgo de sufrir violencia doméstica y sexual o que son supervivientes de ella".

Los expertos en derechos de la mujer temen que en aquellos lugares en los que el acceso al aborto no pueda ser garantizado habrá un aumento de las prácticas inseguras de interrupción del embarazo.

"Si bien la pandemia está afectando todos los aspectos de nuestras vidas, no debe utilizarse como excusa para socavar los derechos de las mujeres a tomar decisiones con respecto a sus derechos reproductivos y de salud", dijo Caroline Hickson, directora regional de la Red Europea de la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF EN).

Bloqueos a los abortos en varios puntos de Estados Unidos

Varios estados de Estados Unidos están impidiendo que las clínicas de salud practiquen abortos, incluyendo el procedimiento en la lista de "no esenciales" durante la pandemia del coronavirus.

Otros servicios considerados médicamente innecesarios durante la crisis son los exámenes dentales, las colonoscopias y las cirugías de cataratas.

Los funcionarios de estos estados argumentan que la restricción de los abortos liberará personal y suministros médicos al posponer los procedimientos hasta que la crisis termine. Eso será por lo menos un mes, según la administración Trump, si no varios.

La inclusión del aborto en esta lista es controvertida y ha sido impugnada en Texas, Ohio y Alabama, donde los abortos continúan.

En la mayoría de los estados de Estados Unidos, los abortos no se puede realizar después de 24 semanas de embarazo.