Última hora
This content is not available in your region

¿Es legal aislar a las personas sin síntomas del coronavirus?

¿Es legal aislar a las personas sin síntomas del coronavirus?
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente del Gobierno de España Pedro Sánchez pidió hace dos semanas a las comunidades autónomas que prepararan una lista con las infraestructuras públicas donde se pudiera aislar a personas con síntomas leves del coronavirus o incluso asintomáticos.

Se trata de una medida que ya han llevado cabo sistemáticamente Hong Kong, Singapur y Taiwán, donde, a pesar de su cercanía con China, se ha logrado contener la virulencia del brote del nuevo virus. Los tres han reconvertido espacios públicos en lugares de cuarentena.

Un ciudadano británico residente en Hong Kong, que prefiere mantener su anonimato por motivos laborales, relató a Euronews su estancia en un centro de cuarentena donde fue trasladado por haber estado en contacto con una persona contagiada por el COVID-19.

"Me llamaron a las 8 de la noche y me dijeron que preparara una maleta, ya que me llevarían a un campo de cuarentena del gobierno. Me recogieron casi 24 horas después", explica. "El traslado se realizó utilizando un viejo autocar con otros 10 posibles portadores de coronavirus en el que estuvimos durante casi tres horas".

Dice que las instalaciones eran una urbanización vacía destinada a familias de bajos ingresos. "Era polvorienta, húmeda y estrecha. La cama era muy incómoda", añade.

Allí pasó ocho días y se le realizó el test del coronavirus. "No intenté irme, pero a otras personas que lo cuestionaron les dijeron que llamarían a los agentes de la ley si se negaban a cumplir [con la cuarentena]", precisa.

Singapur, que está lidiando con un alarmante aumento de contagios entre los trabajadores migrantes alojados en dormitorios abarrotados, ha aislado a 1.300 en dos campamentos del ejército donde deberán observar estrictas medidas sanitarias, escalonar sus horarios de comida y mantener el distanciamiento social. Se prevé que permanezcan internados hasta el 4 de mayo.

¿Cuál sería el marco legal para retener a asintomáticos en España?

"En estos momentos en que nos encontramos, bajo el estado de alarma, la protección de la salud, tanto individual como colectiva, debe de primar sobre otros derechos en conflicto", explica a Euronews, Ignacio González Vega, portavoz de Juezas y Jueces para la Democracia.

"En particular, es posible la limitación de un derecho fundamental como es la libertad de movimiento, a fin de evitar la transmisión del virus es conveniente aislar en determinados supuestos a los positivos asintomáticos", añade el jurista español.

Respecto al marco legal, González Vega señala que el contagio intencionado de una enfermedad transmisible es constitutivo de delito en el Código Penal español.

Varios juristas españoles consultados por El País, entre los que figura González Vega, coinciden en que la base legal para aislar a los asintomáticos radica en un decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en 1945.

"Los Jefes Provinciales de Sanidad tienen la facultad de ordenar el aislamiento de los enfermos infecto-contagiosos", dice el texto. "Si no existe Hospital para aislar a estos enfermos, todo Municipio tiene obligación ineludible de habilitar un local sano e higiénico con los muebles y enseres necesarios para realizar el aislamiento del enfermo".

Otro texto que apoya legalmente las acciones de aislamiento es la ley de 1986 de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública: "Con el fin de controlar las enfermedades transmisibles, la autoridad sanitaria, además de realizar las acciones preventivas generales, podrá adoptar las medidas oportunas para el control de los enfermos, de las personas que estén o hayan estado en contacto con los mismos y del medio ambiente inmediato, así como las que se consideren necesarias en caso de riesgo de carácter transmisible".

González Vega cree que en la inmensa mayoría de los casos, no se habrá ningún conflicto, pero "la cuestión se plantea con relación a una minoría de personas que se resistirán a su aislamiento en los lugares designados por la autoridad sanitaria en cuyo caso será precisa la intervención de la autoridad judicial acordando su internamiento forzoso".

Esta es una medida que también se están planteando otros países europeos. Hungría, por ejemplo, aísla sistemáticamente a todas las personas procedentes de un lugar con riesgo de contagio o que estuvieron en contacto con un caso positivo. Actualmente hay diez veces más personas aisladas, 15.333, que contagiadas.

El Ayuntamiento de París también se ha expresado a favor de facilitar la adaptación de espacios públicos y hoteles para la cuarentena.