Última hora
This content is not available in your region

Angela Merkel reitera su rechazo a una deuda común pero ofrece una mayor contribución para la UE

euronews_icons_loading
Angela Merkel reitera su rechazo a una deuda común pero ofrece una mayor contribución para la UE
Derechos de autor  AP / Michael Sohn
Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno de alemán reitera este jueves su rechazo a los eurobonos como método de financiación para el plan de recuperación económica de la Unión Europea (UE) tras el coronavirus.

Los eurobonos, o también conocidos como "coronabonos", han vuelto a surgir en la última cumbre telemática de los Estados miembros sin éxito. Alemania y Países Bajos, entre otros países del norte, no apoyarán bajo ninguna circunstancia una deuda común europea.

Incluso Angela Merkel aseguró frente al Parlamento alemán que su país estaba dispuesto a contribuir "mucho más" en el presupuesto europeo para ayudar a los países más golpeados por la pandemia, pero la idea de una deuda común no sería una opción viable para Alemania.

"Supongamos que ha llegado el momento y la voluntad política de compartir la deuda (...) entonces todos los parlamentos nacionales de la Unión Europea y también el Bundestag tendrían que decidir modificar los tratados de la Unión Europea de manera que parte de la ley de presupuestos se transfiera al nivel europeo y se controle democráticamente allí. Ese sería un proceso largo y difícil, y no ayudaría directamente en la situación actual, porque ahora se trata de cooperar y de tener a mano herramientas que puedan aliviar las consecuencias de la crisis", dijo la canciller alemana.

La implementación del plan y su costo aproximado ha comenzado a tomar forma gracias al último acuerdo del Eurogrupo, que aprueba una red de seguridad de medio billón de euros ante el Covid-19 y que entrará en vigor a principios de junio si obtiene el respaldo general. Sin embargo, ninguna resolución a gran escala ha sido escrita en papel. Los 27 líderes deberán ultimar los detalles de la estrategia regional, entre ellos el origen de los fondos, la distribución de las ayudas -en forma de préstamos o de subvenciones- y si debe estar dentro o fuera del próximo presupuesto plurianual (2021-2027) de la UE.

España se desmarca de los "coronabonos"

El Gobierno español ha propuesto un Fondo de Recuperación que cuente con entre un billón y un billón y medio de euros, se financie con la emisión de deuda perpetua respaldada por la UE y luego distribuya el dinero en forma de subvenciones -no préstamos- a los países y sectores más afectados.

Francia, por su parte, había planteado la creación de un fondo temporal que emita deuda con el aval de los Estados miembros y luego dé préstamos a muy largo plazo a los países. Mientras que Austria mantiene también su oposición a la emisión de deuda común y defiende que las ayudas para la recuperación deben ser préstamos con condiciones concretas, según aseguró este jueves la ministra para la UE, Karoline Edtstadler.

Además cree que la crisis no puede llevar a un incremento desproporcionado del próximo presupuesto plurianual de la UE.

No se prevé que en la reunión de este jueves queden cerrados todos los detalles de la estrategia de recuperación, pero sí que los líderes den directrices a la Comisión Europea para que presente una propuesta de fondo de recuperación y un nuevo marco financiero plurianual que tenga en cuenta la crisis del coronavirus.