Última hora
This content is not available in your region

Fin del confinamiento a dos velocidades en los países europeos

euronews_icons_loading
Fin del confinamiento a dos velocidades en los países europeos
Derechos de autor  JESSICA TAYLOR/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

El norte de Europa recupera la normalidad. Varios países han comenzado a flexibilizar las medidas adoptadas para tratar de controlar la propagación del coronavirus y, así, vislumbran el final del confinamiento. Algunos negocios han retomado la actividad en los Países Bajos, donde los centros escolares volverán a abrir sus puertas el 11 de mayo.

"Poco a poco, muchas tiendas se reincorporan a la actividad económica. Tomamos medidas. Tratamos de que se mantenga una distancia de seguridad de 1,5 metros de espacio entre los clientes", declara el dependiente de un pequeño negocio en los Países Bajos.

En Francia, comenzará en breve el reparto de mascarillas entre los ciudadanos. Los escolares están citados para retomar sus actividades el 11 de mayo pero el Gobierno aún no ha decidido cuándo reabrirán los comercios y los bares y restaurantes.

La poderosa industria alemana comienza a reactivarse. Prueba de ello es la reapertura de la planta de Volkswagen en la ciudad de Zwickau, en el este de Alemania, destinada a la producción de uno de los vehículos eléctricos del constructor germano.

Los Gobiernos de Italia y España, los dos países más afectados por el coronavirus en Europa, son cautelosos ante el posible fin del confinamiento. En España, los menores de 14 años podrán salir a la calle, acompañados por un adulto, a partir de este domingo. Italia pretende comenzar la vuelta a la normalidad, el próximo 4 de mayo.

Los británicos permanecen confinados y sin fechas de reapertura previstas. Con más de 600 fallecidos, el Reino Unido fue la nación europea que registró más muertes por la enfermedad, el jueves. Las autoridades confían en que pronto podrán controlar la pandemia.

"Debido a que ya habíamos trabajado con el coronavirus del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, pudimos cambiar el gen del virus a esta nueva enfermedad que surgió a finales del pasado año. Esa es la razón por la que hacemos pruebas para controlarlo, con el mismo tipo de vacuna. Lo hacemos porque contamos con conocimientos bilogógicos y de comportamiento de estos virus", declara Andrew Pollard, investigador jefe en el estudio de la vacuna y profesor de Infección e Inmunidad Pediátrica en la Universidad de Oxford.

El equipo que lleva a cabo las investigaciones del coronavirus en Oxford, aspira a tener preparado, en breve, el remedio para una enfermedad que deja más de 18 000 muertos en el Reino Unido, solo en hospitales.