Última hora
This content is not available in your region

Cuenta atrás para el final paulatino del confinamiento en Europa

euronews_icons_loading
Cuenta atrás para el final paulatino del confinamiento en Europa
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Cuenta atrás para el final paulatino del confinamiento. El Gobierno francés ha anunciado su plan para flexibilizar las medidas más restrictivas, adoptadas para tratar de detener la propagación del coronavirus. El plan se aplicará en diferentes zonas de Francia, pero se mantendrán normas estrictas en las regiones más afectadas por el virus.

"Lo haremos poco a poco. Nos preparamos para el 11de mayo, vigilando todos los indicadores con el fin de poder comprobar, departamento por departamento, que ese día podemos dar inicio a las operaciones para salir del confinamiento. Si no se cumplen las condiciones oportunas, no lo haremos. O, quizá, lo haremos de manera más estricta", declara Édouard Philippe, primer ministro de Francia.

España planea volver a la normalidad por etapas. Serán cuatro fases, que se aplicarán en los distintos territorios según la evolución de la enfermedad, y que podrían completarse para finales de junio. Cada fase, según ha anunciado el Gobierno, incluye la reapertura de comercios, hostelería y actividades culturales, deportivas y religiosas. También Grecia apuesta por el final paulatino del confinamiento.

"La salida de la cuarentena tendrá lugar paso a paso. Nadie puede descartar un posible rebrote de la amenaza. Nuestro objetivo será tratar de localizarlo rápidamente, para que cualquier nueva restricción sea local y no afecte a todo el país. A partir del próximo lunes, 4 de mayo, se levantarán las restricciones de movimiento de los ciudadanos. Así, quedarán cancelados los permisos obligatorios para salir de casa", afirma Kyriakos Mitsotakis, primer ministro de Grecia.

El desconfinamiento se realizará en bloques de dos semanas para poder, así, evaluar su efecto en la lucha contra la enfermedad, hasta finales de junio. Comercios minoristas y peluquerías volveran a brir sus puertas el próximo lunes.

Ese mismo día, Portugal pondrá fin al estado de alarma. Pese a que los datos son esperanzadores, tras una notable gestión de la crisis, las autoridades advierten de que el virus aún representa una amenaza y subrayan que la reapertura de la economía se producirá a un ritmo lento y gradual.