Última hora
This content is not available in your region

El Pentágono desclasifica imágenes de OVNIS en plena tormenta por el COVID-19

Captura de pantalla de uno de los vídeos
Captura de pantalla de uno de los vídeos   -   Derechos de autor  Pentágono. Departamento de Defensa de Estados Unidos
Tamaño de texto Aa Aa

El Pentágono ha desclasificado tres vídeos mostrando OVNIS. En plena crisis política por la gestión de la epidemia de COVID-19 y las declaraciones erráticas del presidente Donald Trump, el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha decidido publicar estos tres vídeos "para aclarar cualquier idea errónea del público sobre si el material que ha estado circulando era real o si había algo más en los vídeos", según la declaración publicada en el sitio web del Departamento de Defensa.

"Después de una revisión exhaustiva, el departamento ha determinado que la divulgación autorizada de estos videos desclasificados no revela ninguna capacidad o sistema sensible, y no afecta a ninguna investigación posterior de incursiones militares en el espacio aéreo por fenómenos aéreos no identificados", dice la nota.

Los vídeos han estado "circulando en el dominio público después de su difusión no autorizada en 2007 y 2017", dice la declaración, y añade que "los fenómenos aéreos observados en los vídeos siguen caracterizándose como 'no identificados'".

Los tres vídeos fueron grabados por pilotos durante vuelos de entrenamiento 2004 y 2015 y habían sido publicados por el New York Times y el grupo científico To the Stars Academy of Sciences que el año pasado anunció un acuerdo con el Ejército estadounidense para desarrollar materiales y tecnologías de defensa.

Oficialmente en el lenguaje de Defensa se conocen como "fenómenos aéreos sin explicación" (unexplained aerial phenomena) no como OVNIS (UFO), sin embargo la publicación de este material en este momento en el que circula tanta desinformación y tantas teorías de la conspiración, da alas a la imaginación de los internautas confinados, añadiendo un halo de verdad a uno de los grandes clásicos de la conspiración mundial: la vida extraterrestre.

La publicación se produce en un momento en el que arrecian las críticas contra Donald Trump y su gestión de la epidemia de COVID-19, y por las erráticas ruedas de prensa del presidente.