Última hora
This content is not available in your region

Borrell: "necesitamos construir un nuevo multilateralismo en el que la UE tenga un papel importante"

euronews_icons_loading
Borrell: "necesitamos construir un nuevo multilateralismo en el que la UE tenga un papel importante"
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La pandemia de Covid-19 puede haber comenzado como una crisis sanitaria, pero su poder disruptivo está avivando las llamas de una cascada de otras crisis que se han estado desarrollando en los meses y años anteriores. Geopolíticas, económicas y sociales.

La Unión Europea dio una lenta respuesta inicial a la epidemia, pero ahora está tratando de impulsar la respuesta mundial enredada en una amarga disputa entre Pekín y Washington.

  • Nos acompaña Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea. Comencemos hablando del tema que está en la mente de todos: el Coronavirus, por supuesto. ¿Tiene la Unión Europea alguna evidencia de que el Covid-19 se originó en un laboratorio en Wuhan, China?

Josep Borrel: Parece que se originó allí. Por las noticias que todo el mundo tiene parece que se originó allí, pero desde un punto de vista científico, no tienen ningún tipo de prueba de cómo, cuándo y dónde ocurrió.

  • Entonces, ¿diría que se originó en China o en el laboratorio de Wuhan?

JB: No tengo información, para responder a su pregunta, no sé si se originó en un laboratorio, en un mercado, o de una manera natural o no. Sé que hay una controversia entre China y Estados Unidos sobre el origen del virus. Y francamente, creo que nosotros, desde Europa, no tenemos que alimentar esta controversia y exigir enfoques científicos para comprender mejor el origen y poder prevenir la próxima pandemia. Porque ésta no será la última.

  • Para ello, la UE presenta una resolución que será presentada a la Organización Mundial de la Salud pidiendo una investigación independiente. Ahora, los orígenes de este virus, como usted dice, son muy importantes. China es muy sensible a eso mientras la redacción incluye cuestiones relacionadas con los orígenes del virus.
Necesitamos un enfoque científico e independiente, no para culpar, sino para entender, para poder conocer mejor cómo pueden ocurrir las cosas y prevenir otro caso como éste

JB : Queremos, creo que necesitamos, un enfoque científico e independiente, no para culpar, sino para saber, para entender, para poder conocer mejor cómo pueden ocurrir las cosas, cómo han ocurrido, principalmente para prevenir otro caso como éste. Pero los términos precisos de la resolución, no puedo decírselos porque el trabajo no está terminado.

  • ¿Cree que China permitirá alguna vez una investigación independiente sobre los orígenes de este virus?

JB : Bueno, creo que todo el mundo tiene el mismo interés en comprender cuáles han sido las causas, y estoy seguro de que el mismo interés en comprender científicamente para prevenir otra pandemia que será compartida por todos. Esto se ha convertido en un tema de controversia y va a envenenar la relación entre China y los Estados Unidos. Creo que tenemos que llevarlo a cabo a través de un enfoque racional, lógico y científico.

  • Envenenar la relación entre China y Estados Unidos. Pero, ¿qué pasa con China y la UE, porque también ha admitido que ha estado bajo presión de China para diluir los textos sobre desinformación. También, en en relación con un comunicado, un artículo de opinión de 27 de sus embajadores ante la UE, cuando lo que se decía de los orígenes de este virus era censurado por el Estado chino... Entonces, ¿diría usted que su relación entre ustedes y China se basa en el respeto y la confianza?

JB : Tenemos una relación positiva con China. Y mi trabajo es tratar de mantener esta relación. China es un poder desde muchos puntos de vista. Tenemos relaciones complejas, porque este enfoque multidimensional, desde la competencia a los términos económicos y los términos lógicos, es un sistema político diferente, por lo que hay un rival sistémico, pero al mismo tiempo, tenemos enfoques importantes y algunas cuestiones como el cambio climático, el multilateralismo, y tenemos una fuerte relación económica, comercial y de comercio con China. Así que tenemos que acercarnos a China desde puntos de vista diferentes, pero eso no nos impide decir lo que tenemos que decir.

  • ¿Qué tiene que decir a China en lo que respecta a su campaña de desinformación y retención de información cuando ha llegado a esta pandemia?

JB : Lo que tenemos que decir es lo que hemos dicho en el informe que usted conoce porque se ha hecho público y allí enumeramos una serie de cuestiones, de eventos, cierta información que consideramos que es parte de la desinformación. Y hemos publicado un informe sobre eso y no ocultamos nada. Y creo que esa es una posición importante que se pone sobre el terreno a los problemas de desinformación que estamos enfrentando, no sólo procedentes de China, de Rusia, o de muchas otras fuentes cuyo origen no podemos identificar. Pero hoy en día estamos sufriendo una verdadera 'infodemia'. Una verdadera cantidad de información que está confundiendo a la gente y que requiere un gran esfuerzode nuestra parte para explicar cómo son las cosas.

  • Ha descrito a China como un rival sistémico. También acaba de hablar abiertamente de las campañas de desinformación que China ha ejercido en Europa. Entonces, ¿cómo puede China ser un socio de confianza?

JB: Bueno, no estoy llamando a China un rival sistémico hoy en día. Fue escrito en el informe estratégico que la Unión Europea entregó el año pasado. Así que no hay nada nuevo en eso. Y dije que deberían considerarlo, no sólo un rival sistémico, sino también un socio importante, un competidor...

  • Pero, ¿confía en Pekín?

JB: ¿Puedo terminar mi respuesta? Si no le importa. Así que no miremos a China sólo con un enfoque unilateral. Porque, como dije, es una relación compleja.

  • Vale, entonces haré mi pregunta de nuevo. Es una relación compleja, pero esta es una pregunta simple. ¿Confía en Beijing?

JB : Bueno, ya sabe, en las relaciones diplomáticas, es habitual que los poderes presionen usando los canales diplomáticos. Cuando alguien no está contento nos lo dice, nosotros hacemos lo mismo. Lo importante no es recibir presiones, sino cómo reaccionas a las presiones.

  • ¿Y cómo reacciona usted a la presión? ¿Ha cedido a la presión china en algo?

JB: No, en el caso del que hablaba, la información producida por mis servicios aquí, en absoluto. Seguimos diciendo exactamente lo mismo que contiene el informe de trabajo que hemos estado usando en una actividad interna. Eche un vistazo a eso y lo verá.

  • ¿Pero por qué entonces un denunciante sentiría realmente la necesidad de llamar a las actividades de sus servicios?

JB: Sí, creo que hemos estado haciendo lo necesario, pero tal vez no ha sido suficiente.

  • ¿En qué sentido?

JB: Usted sabe que la forma en que mis servicios funcionan internamente, es un asunto interno.

  • Vale, pero mi pregunta era ¿por qué un informante dentro de sus servicios sentiría la necesidad de decir que sintieron que usted estaba diluyendo sus respuestas a la desinformación china?

JB: Creo que sobre este tema, ya he dicho lo que tengo que decir.

"Relación interinstitucional, no personal, con EE.UU."

  • Bien, entonces sigamos adelante y veamos la relación entre sus servicios, usted como jefe de política exterior de la UE y Donald Trump, porque ha sido bastante abierto sobre esto y ha dicho que es una relación difícil de manejar, tiene que ser manejada con cuidado. Entonces, ¿cómo es tratar con Donald Trump? ¿Cómo de compleja es esa relación?

JB: Bueno, no lo sé, nuestra relación con Donald Trump..., no tenemos una relación con Donald Trump, tenemos una relación con Estados Unidos. Es una relación interinstitucional, no personal. Y todo el mundo sabe que entre EEUU y nosotros hoy en día, hay desacuerdos y recibimos de Estados Unidos observaciones que no nos gustan o no estamos de acuerdo. Pero esta es la forma en que ellos y nosotros tratamos de construir una relación positiva a pesar de algunas diferencias y desacuerdos.

  • Ahora, a medida que Estados Unidos se retira, este podría ser el momento de la UE para intervenir, pero no lo ha hecho...
Vivimos en un mundo desordenado y necesitamos reconstruir un nuevo multilateralismo en el que la Unión Europea puede desempeñar un papel importante

JB: El orden mundial estaba muy dañado antes de la pandemia. El multilateralismo estaba en dificultades, principalmente porque Estados Unidos se retiró del enfoque multilateral, de los problemas mundiales. Pero está claro que el orden mundial actual ya no está acorde a la distribución real de poder, que es muy diferente de la distribución de poder del final de la Segunda Guerra Mundial, cuando nació el orden en el que Estados Unidos tomaba el liderazgo. Y creo que vivimos en un mundo desordenado y necesitamos reconstruir un nuevo multilateralismo en el que la Unión Europea puede desempeñar un papel importante.

  • Pero este sería el momento de la UE para empezar a jugar ese papel. Pero parece que está en la cuerda floja. ¿Por qué?

JB: Bueno, es su opinión.

  • Entonces, en su opinión, ¿la UE está haciendo oír su voz lo suficiente? ¿Tiene la influencia económica y geopolítica que le gustaría que tuviera, Europa en un mundo más fuerte como lo dicta su mandato?

JB: Bueno, la Unión Europea es lo que es, no es un Estado, pero está desempeñando un papel importante en la lucha contra el coronavirus, ayudando a nuestros socios de África y América Latina con todos nuestros recursos. Ayer celebramos una conferencia sobre promesas de contribuciones y tenemos casi ocho mil millones de dólares para financiar la investigación de una pandemia.

La Unión Europea está desempeñando un importante papel geopolítico como soft power (poder blando). Ayer tuvimos una reunión con los Balcanes. Hace dos semanas con los países del Sahara. Nuestras misiones se mantienen en el terreno, a pesar de los problemas del coronavirus. Hacemos lo que podemos hacer siendo lo que somos, una potencia, que no es una potencia militar, pero que tiene mucha influencia en el mundo. Y creo que nuestra contribución como actor geopolítico para enfrentar las pandemias es la más importante. Nadie ha contribuido tanto como nosotros a la lucha contra la pandemia en todo el mundo.

  • Si Europa va a mantener su influencia en el extranjero, necesita unidad en casa. Ahora, me gustaría tocar una serie de temas relacionados internamente con la UE. En primer lugar, el fallo del Tribunal Constitucional de Alemania, que diría que sus decisiones sustituyen a las de las instituciones de la UE. Esto es potencialmente explosivo, ¿no es así? Esta decisión se refería a los anteriores paquetes de estímulo, pero como la UE está en modo de crisis buscando crear más estímulo, para unir el norte y el sur, esta decisión podría abrir heridas y crear aún más división.

JB: Bueno, entonces la decisión del tribunal constitucional alemán tiene que ser respetada, como respetamos todas las decisiones que provienen de los poderes judiciales en los países democráticos. Pero eso no nos impide estar en desacuerdo. Y ciertamente esta decisión del Tribunal Constitucional de Alemania abre interrogantes sobre el papel del Banco Central Europeo. Lo único que puedo decir es que nos mantenemos firmes en el apoyo a la independencia del Banco Central Europeo y la preeminencia de la ley europea y las instituciones judiciales europeas.

  • Así que potencialmente le pone en una trayectoria de colisión con el Tribunal Constitucional de Alemania. Son decisiones legales.

JB : Ciertamente, esta sentencia de la corte constitucional plantea un problema que tendremos que tratar.

Tal vez sea bueno pensar qué tipo de respuesta tiene que dar la Unión Europea, en su conjunto, en el futuro. La coordinación puede ser una forma. Acumular recursos críticos a nivel europeo puede ser otra forma
  • Al tiempo que la gran pandemia golpeó a Europa, la solidaridad parecía escasa. La UE no tiene la competencia en materia de salud, pero esta pandemia ha planteado realmente la cuestión de si la UE debería ser capaz de sustituir a los estados soberanos en términos de salud pública. ¿Sería esto algo que usted apoyaría?

JB: Bueno, eso es cierto. La pandemia plantea la cuestión de la mejor manera de organizar los servicios públicos de salud. La salud se ha convertido en una cuestión de seguridad interna y externa. La salud es un problema, cuando hablamos de seguridad y defensa, entre la seguridad tienes que incluir ahora, la salud. La salud no es sólo una cuestión de cómo administrar el hospital de tu pueblo. No es sólo un asunto que puede ser tratado dentro de las fronteras de un país. Una pandemia no conoce fronteras. Así que tal vez sea bueno pensar qué tipo de respuesta tiene que dar la Unión Europea, en su conjunto, en el futuro. La coordinación puede ser una forma. Acumular recursos críticos a nivel europeo puede ser otra forma, porque tenemos que tener reservas de seguridad. No tiene sentido que cada país tenga sus propias existencias. Puedes tener una reserva europea, y sería mucho mejor para todo. Pero esto es algo que debe ser discutido... pero por el momento

  • Pero en su opinión, ¿necesita la UE nuevos poderes en materia de salud?

JB: Quiere decir nuevas competencias, no nuevos poderes.

  • ¿Nuevas competencias entonces?

JB : Nuevas competencias. Vale, eso está mejor. Nuevas competencias. No sería una mala idea, pero depende de qué competencias. Esto tiene que ser discutido entre los estados miembros y dar más competencias a la Unión Europea requeriría la modificación de los tratados, que es algo que no está en la agenda, pero quizá los estados miembros pueden acordar dar a la Unión Europea un papel más importante en la coordinación de sus competencias, que es por ejemplo, lo que estamos haciendo aquí, en el servicio exterior, y con los ministros de defensa, tratando de coordinar lo que los militares de cada país pueden hacer para ayudar a enfrentar la pandemia y actuando de manera coordinada, también con la OTAN.

El reto del COVID-19 para la democracia

  • Y pasando a otro tema ahora, brevemente, Sr. Borell, una de las otras bajas de esta crisis ha sido la democracia. Ahora, después del Covid-19, Freedom House ha rebajado a Hungría y ya ni siquiera considera a Hungría como una democracia, y teme que Polonia pueda seguir el mismo camino también. ¿Admite usted que la UE ha fracasado en lo que respecta a la defensa de los principios de la democracia en sus Estados miembros?

JB : Lamento decirlo, pero usted tiene una visión del mundo, que es un poco dramática. No comparto su opinión de que la democracia ha sido víctima de la pandemia. Vivo en un país democrático tanto hoy como ayer. Y esto sucede para todos los europeos. Puedo entender que quiera hablar del riesgo de que las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia puedan crear una cierta, digamos, dinámica sobre las libertades individuales. Pero no puedo aceptar que la democracia haya sido víctima de la pandemia. En los casos de Polonia y Hungría, ya ha sido una decisión de la Comisión con respecto a Polonia, y se está estudiando por parte de los servicios de la Comisión, la reacción que tenemos que tomar con respecto a Hungría. Y quiero decir claramente que la Unión Europea seguirá siendo una unión democrática basada en el respeto al Estado de Derecho y los valores democráticos. Y esto será con pandemia o sin pandemia".

  • ¿Puede ser una unión democrática, si uno de sus estados miembros ya no es considerado una democracia?

JB: Ser considerado una democracia es algo que pertenece a la Comisión y al Consejo y al Parlamento Europeo, caso por caso. Y hasta donde yo sé, ningún estado miembro europeo ha sido considerado como un país no democrático.