Última hora
This content is not available in your region

Italia propone dar papeles a los migrantes para que recojan las cosechas

euronews_icons_loading
Italia propone dar papeles a los migrantes para que recojan las cosechas
Derechos de autor  Alessandra Tarantino/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Les llaman "los invisibles", migrantes indocumentados, cuyo número ha crecido en Italia hasta llegar a 600.000. En mitad de la pandemia de coronavirus, podrían convertirse en la solución para un grave problema: la falta de mano de obra en el campo.

Los cierres fronterizos en Europa y la interrupción del flujo de trabajadores temporeros plantea la cuestión de quién va a recoger este año frutas y verduras. Se necesitan unos 250.000 trabajadores y, sin ellos, los productos podrían no llegar nunca a los supermercados.

Durante años, los migrantes sin papeles han realizado actividades agrícolas no declaradas y mal remuneradas, detrás de las que, a menudo, se movían organizaciones mafiosas.

Uniendo los dos cabos, se ha abierto en el Parlamento italiano un debate que divide a la clase política. El Gobierno se plantea la necesidad de legalizar a estos migrantes para que trabajen en el campo, para lo que se les concedería permisos de estancia temporales y renovables.

"Corremos el riesgo de no tener productos italianos"

"Estamos consultando con los demás ministros para hacer frente a la actual emergencia, principalmente para recoger las cosechas -explica la ministra del Interior, Luciana Lamorgese-. Corremos el riesgo de no tener productos italianos o de que se estropeen si no se cosechan a tiempo".

Esta propuesta formaría parte de un paquete de medidas, que se presentarán los próximos días, para impulsar la economía italiana.

El Papa Francisco apoya que se legalice a los migrantes explotados y afirma que la dignidad del individuo debe ser respetada.

Sobrevivir confinado cuando eres migrantes sin papeles

Y es que la crisis provocada por el coronavirus ha empeorado las ya precarias condiciones de vida de estos migrantes. En Castel Volturno, cerca de Nápoles, los "invisibles" son proporcionalmente más numerosos que en ningún otro lugar, pues suponen 20.000 de los 27.000 habitantes de la localidad. Sin documentos y confinados, muchos sobrevivien hacinados, en pisos destartalados, con el reto diario de conseguir alimentos.

"Nos enfrentamos a muchos problemas, no tenemos electricidad, no tenemos agua, no tenemos documentos, conseguir comida es un problema", afirma un hombre procedente de Ghana.

Voluntarios tratan de echarles una mano, pero los recursos son limitados. En cualquier caso, por debajo de las necesidades de esta población. .

Se estima que legalizar a los trabajadores agrícolas podría suponer para el Estado italiano beneficios estimados en unos 1200 millones de euros, además de ser un paso para dar, tal vez, visibilidad a los invisibles.