Última hora
This content is not available in your region

Mascarillas obligatorias en la Casa Blanca, salvo para Donald Trump

euronews_icons_loading
Mascarillas obligatorias en la Casa Blanca, salvo para Donald Trump
Derechos de autor  Alex Brandon/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Mascarillas obligatorias en el ala oeste de la Casa Blanca, para todos, menos para Donald Trump, que sigue negándose a llevarla, argumentando que se realiza test de forma frecuente y se mantiene alejado de todo el mundo.

La medida ha sido impuesta tras comprobarse que el coronavirus ronda los pasillos de la mansión presidencial, con tres casos positivos en el entorno del mandatario, uno de sus asistentes, una asesora de su hija, Ivanka Trump y la portavoz de Mike Pence.

Las mascarillas estuvieron omnipresentes este lunes, en la rueda de prensa en la que Trump afirmó que Estados Unidos "se ha impuesto" en la batalla del coronavirus, a pesar de que la cifra de muertes acaba de superar las 80.000 y hay más de un millón trescientos mil contagiados. Una afirmación que ha provocado una lluvia de reacciones en los medios y las redes sociales.

También presumió de que esta semana superarán los 10 millones de test y que son los que más pruebas están realizando, si bien, en términos per cápita siguen por detrás de países como Italia, Alemania o Canadá.

"Para expandir aún más las capacidades de prueba de nuestra nación, esta tarde anuncio que mi administración va a enviar mil millones de dólares a los estados y territorios. Ya tenemos esto aprobado. El dinero va a salir", afirmó.

El mandatario quiere que se realicen test masivos a un millón de residentes y empleados de las residencias de ancianos, donde se han producido la mitad de las muertes.

Según el Instituto de Métrica de la Universidad de Washington, cuyas predicciones suele usar la Casa Blanca, Estados Unidos habrá superado las 137.000 muertes a principios de agosto.