Última hora
This content is not available in your region

España se plantea imponer el uso de mascarillas en todos los espacios públicos

euronews_icons_loading
España se plantea imponer el uso de mascarillas en todos los espacios públicos
Derechos de autor  Emilio Morenatti/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

La pandemia de coronavirus sigue en retroceso en España, con cifras de fallecidos, por quinto día consecuentivo, por debajo de los doscientos. No obstante, se ha producido un ligero aumento respecto al martes, al registrarse 184 muertes en las últimas 24 horas, así como 439 contagios.

Los fallecimientos son ocho más que el martes y totalizan ya 27.104, mientras que los casos detectados suman 228.691.

El gobierno se plantea imponer el uso de mascarillas en todos los espacios públicos

Según avanza el periódico El País, el Ministerio de Sanidad se plantea imponer el uso obligatorio de mascarillas en todos los espacios públicos.

El gobierno parece que ha consultado con las autonomías tomar esta medida, bastante drástica en comparación con los otros países europeos.

Por el momento, en España las mascarillas solo son obligatorias en los transportes públicos y cuando no se puede garantizar una distancia interpersonal de 2 metros.

Con media España ya en proceso de desconfinamiento, las autoridades sanitarias se mantienen muy pendientes ante el temor de un posible rebrote de la pandemia de coronavirus, mientras el resto del país se prepara para iniciar ese ansiado proceso de desescalada.

Cataluña, Castilla y León y la Comunidad de Madrid son tres de las cinco regiones que todavía no han comenzado la fase de desescalada en todo su territorio, y en el caso de Madrid, en ninguna zona de la región.

Estas regiones tienen que enviar este miércoles al Ministerio de Sanidad sus nuevos informes para justificar que cumplen los criterios epidemiológicos y sanitarios que les permitan comenzar el desconfinamiento a partir del próximo día 18, después de sesenta días de confinamiento, que comenzó con el estado de alarma aprobado por el Ejecutivo el 14 de marzo.

El Gobierno regional de Madrid insiste en que la Comunidad está preparada para comenzar una nueva fase, y a los argumentos sanitarios, siempre unen las necesidades económicas. "Madrid no se puede permitir seguir confinada", afirmó hoy el vicepresidente del ejecutivo regional madrileño, Ignacio Aguado, en una entrevista en TVE, la televisión pública, y como uno de los principales argumentos expresó que existe el "riesgo de caer en la pobreza".