Última hora
This content is not available in your region

La UE aprueba un fondo de 100.000 millones para pagar el paro ocasionado por el coronavirus

euronews_icons_loading
Virus Outbreak Spain
Virus Outbreak Spain   -   Derechos de autor  Manu Fernandez/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Para sofocar la crisis económica provocada por el coronavirus, la Unión Europea ha adoptado este martes un fondo de 100.000 millones de euros en préstamos, conocido en Bruselas con las siglas SURE, del inglés 'Support to mitigate unemployment risks in case of emergency', apoyo para mitigar el riesgo de desempleo en caso de emergencia.

Con él, aquellos gobiernos que puedan demostrar un incremento del gasto público a causa de la pandemia, podrán financiar sus sistemas de protección de empleo, bajo términos muy favorables. Desde el inicio de la crisis, más de 40 millones de trabajadores en suelo comunitario se han visto obligados a reducir su jornada laboral o a someterse a diferentes esquemas de reducción de empleo como los ERTE. El porcentaje varía en cada país. Mientras que en Francia es del 47,8%, en Alemania es de un 26,9% y en España de un 24,1%.

Este fondo, que se asienta sobre el principio de solidaridad comunitaria, se ha diseñado para evitar los despidos y apoyar a las empresas a que puedan pagar los salarios de los trabajadores durante la crisis.

"Si no se aplica el principio de solidaridad en la inversión financiera en todos los países de Europa, entonces habrá algunos que se queden atrás y se creará una competencia entre los trabajadores. Creemos que deben permanecer juntos en un buen sistema de protección social. Este fondo no es el final, sino el principio del camino hacia una Europa más social y justa", señala Miranda Ulens, del sindicato belga ABVV-FGTB.

Para países como Italia, con una deuda pública muy elevada, este fondo les permite acceder fácilmente a la obtención de crédito. "Para nosotros, es ventajoso pedir un préstamo de unos 15-20 mil millones de euros mediante este fondo. Es una herramienta importante que hace que nuestra deuda en una condición más sostenible. También baja el ratio de interés que estamos pagando cuando pedimos prestado dinero, por lo que una deuda sostenible italiana es bueno para todos, incluido el Banco Central Europeo", cuenta Andrea Cozzolino, eurodiputado italiano del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo.

SURE, que se emite con deuda europea, estará disponible después de que todos los estados miembros den sus garantías y demuestren que tengan un aval, y tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2022. Su techo será 60.000 millones de euros.

Traducción al castellano y locución por Ana Valiente