Última hora
This content is not available in your region

¿Cómo está ayudando la UE a mantener el sector pesquero a flote?

euronews_icons_loading
¿Cómo está ayudando la UE a mantener el sector pesquero a flote?
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La Riviera Francesa se encuentra muy tranquila. Los yates de lujo y los cruceros permanecen en el puerto, mientras los pescadores siguen trabajando, usando sus redes día tras día.

Para estos pescadores, los meses de abril a junio son los más importantes del año. Pero para mantenerse a flote, tienen que adaptarse a las nuevas condiciones impuestas por la pandemia.

"Nuestros clientes habituales solían ser los restaurantes, pero los hemos perdido por el confinamiento. Así que ahora tenemos que hacer reparto de pescado a domicilio para clientes individuales. Pescamos por la mañana y por las tardes hacemos las entregas. Esto hace que la jornada laboral sea larga", explica Loïc Gourlaouen, un pescador de la zona.

Los pescadores aseguran que perdieron cerca de la mitad de sus ingresos, pero se sienten obligados a seguir entregando pescado fresco a los clientes que no pueden salir de casa. A través del móvil reciben nuevos pedidos. Con las entregas, la jornada laboral se extiende desde las 4 de la mañana hasta las 9 de la noche.

Aún así, en tiempos de pandemia, seguir vendiendo el pescado es todo un privilegio. En algunas partes del Mediterráneo y el Mar Negro, más del 90% de los pequeños buques pesqueros tuvieron que parar de trabajar.

Como los mercados están cerrados, los pescadores de Antibes pueden vender directamente en el puerto. Para mitigar el impacto de la crisis, la Unión Europea ha adoptado una medida de emergencia que consiste en establecer una compensación por la perdida de ingresos para aquellos pescadores que se tengan que quedar en casa.

Muchos pescadores están haciendo todo lo posible por seguir trabajando. Pero con los mercados y las marisquerías cerradas, la cadena de suministro se encuentra paralizada.

Ayuda a los estados de hasta 120.000 euros

La mayoría de barcos permanecen en el puerto y miles de puestos de trabajo están en peligro. ¿Qué está haciendo la Unión Europea para mantener el sector a flote?

Euronews le hace esta pregunta al Comisario Europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius.

EN: ¿Cuál es la situación general en Europa? ¿Cómo ha afectado esta crisis a nuestra pesca y acuicultura?

VS: "Todavía es difícil sacar conclusiones. Sin embargo, podemos decir que ha sido un duro golpe para el sector de la pesca y la acuicultura. La demanda de pescado fresco ha disminuido drásticamente. Así que para nosotros es muy importante ayudar al sector. Esperamos que cuando el mercado vuelva a la normalidad, el sector también podrá volver a su ritmo normal".

EN: ¿Cuáles son las principales que ha tomado la Unión Europea hasta ahora?

VS: "En primer lugar se encuentra el cese temporal de la actividad, como el mercado de pescado se redujo drásticamente, algunos buques no han podido continuar su actividad. Por eso, los pescadores se ven obligados a permanecer en el puerto. La Comisión va a financiar el 75% del cese temporal de actividades.

En segundo lugar, todavía hay barcos de pesca que están trabajando, pero básicamente se quedan con su producción. Así que necesitan almacenar el producto en algún lugar. Esta es la segunda ayuda que les ofrecemos, poder almacenarlo para luego venderlo cuando el mercado vuelva a funcionar.

Finalmente, la ayuda de los estados aumentó hasta los 120.000 euros. De esta forma los países pueden reaccionar de manera rápida para ayudar a los pescadores y acuicultores financiándoles directamente".

Paro parcial en el sector

Como al resto de la cadena de producción, la falta de demanda también afecta a las fábricas de procesamiento de pescado. Con pérdidas de hasta el 80% de su producción, hay fábricas que funcionan a una fracción de su capacidad, ofreciendo sus productos a locales de comida para llevar.

Anthony Garnham, propietario de La Poissonnerie de Puget-sur-Argens, le preocupa que en junio los trabajadores tengan que salir del desempleo parcial, aunque la crisis en el sector aún no haya acabado.

"El 80% de nuestros empleados están en un ERTE, sólo 5 o 6 personas vienen a trabajar cada día, dependiendo de la cantidad de trabajo. Algunos días vienen durante dos o tres horas y otros días no vienen en absoluto. Diría que esto nos seguirá afectando incluso después de la recuperación, ya que perderemos alrededor de la mitad de la facturación."