Última hora
This content is not available in your region

La ciudad de Brujas transforma una torre medieval en sala de estudios

euronews_icons_loading
Estuadiantes trabajando en la torre medieval de Brujas
Estuadiantes trabajando en la torre medieval de Brujas   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Brujas es una de las ciudades más turísticas de Bélgica. Y a falta de visitantes, el ayuntamiento ha decidido dar un nuevo uso al campanario, una imponente torre del siglo XIII. Se ha transformado en sala de estudios para los jóvenes que se preparan para los exámenes de junio.

"Habíamos recibido muchas señales. Los estudiantes necesitaban un lugar donde estudiar colectivamente porque después de diez semanas de confinamiento, trabajando en el mismo escritorio, en la misma silla, era demasiado. Algunos estudiantes ni tan siquiera encontraban la tranquilidad necesaria, con sus padres y sus hermanos en casa", explica Mathijs Goderis, teniente de alcalde de Brujas.

Ahora trabajan en un espacio que la UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad. Ha sido adaptado para acoger hasta 200 estudiantes y se da prioridad a quienes más lo necesitan. "Hemos pedido que sólo soliciten una plaza aquellos estudiantes que realmente no tienen una alternativa en casa", añade Goderis. "Sabemos que los espacios habituales, como las bibliotecas o los albergues juveniles, están cerrados".

El entorno excepcional que ofrece esta nueva sala de estudios ha impresionado a más de un estudiante. "Es muy hermoso. Si miras el techo y más allá, es muy agradable estudiar aquí. Pero tenemos que concentrarnos en los libros, por lo que no miramos demasiado a nuestro alrededor", comenta Xander, un estudiante de 18 años. Para otros, como su compañero Arne, trabajar en esta edificación medieval, es fuente de inspiración. "Estudio mucho mejor aquí, así que creo que me irá bien".

Culminan así un año académico especialmente extraño, marcado por el confinamiento y la falta de clases presenciales.