Última hora
This content is not available in your region

Europa se prepara ante una nueva oleada de Covid-19

euronews_icons_loading
Europa se prepara ante una nueva oleada de Covid-19
Derechos de autor  Jean-Francois Badias/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Europa se prepara ante posibles rebrotes de Covid-19.

En Alemania, se ha impuesto el confinamiento en dos distritos de Gütersloh y Warendorf por un rebrote en un matadero del estado de Renania del Norte-Westfalia en el que 1.500 empleados se han contagiado. Vuelven de nuevo los tests y la cuarentena.

En plena desescalada, y ante las vacaciones estivales, los hospitales, sin embargo, anticipan una segunda oleada tan como explica este médicos italiano.

"Estamos preparados para la llegada de pacientes. Al principio la pandemia nos pilló desprevenidos, por eso ahora trabajamos en dos principios clave, que son "contener la infección en la comunidad y en el hospital". No podemos permitirnos la propagación del virus en los hospitales. Y debemos estar preparados para aumentar la capacidad de Unidades de cuidados intensivos, en caso de que haya una segunda ola", explica el profesor Maurizio Cecconi, de la Universidad Humanitas de Milán .

Entre brotes y desescalada, vuelven a aparecer nuevos casos de contagios. En Italia han aparecido focos en Lombardía, y otras regiones. Y lo mismo en España con focos activos en diferentes puntos de la penínsu la.

Lo más preocupante es que la gente le ha perdido el miedo al coronavirus y los médicos advierten del peligro de nuevos rebrotes.

"Sabemos lo que podría ocurrir, aunque esperamos que no sea tan grave como antes. Tenemos planes de contingencia en los hospitales, con camas adicionales. Sabemos cómo hay que actuar en caso de una segunda oleada. Tenemos los equipos y suministros médicos, pero lo más importante, son los profesionales sanitarios que son quienes cuidan a los pacientes", subraya el profesor Jozef Kesecioglu, de la Sociedad Europea de Medicina de Cuidados Intensivos.

La amenaza de un rebrote está ahí. El retroceso en la desescalada es una advertencia de que no hay que bajar la guardia ante el Covid-19 mientras no haya vacuna y cese la pandemia.