Última hora
This content is not available in your region

Barcelona vuelve a ser para los barceloneses

euronews_icons_loading
La Sagrada Familia, Barcelona.
La Sagrada Familia, Barcelona.   -   Derechos de autor  BEVRT
Tamaño de texto Aa Aa

La Sagrada Familia hacía mucho tiempo que no se sentía tan sola... o tan tranquila.

La pandemia ha vaciado de turistas las calles de Barcelona y sus monumentos más famosos. Los barceloneses han retomado su derecho a reinar en su ciudad, durante años usurpado por visitates extranjeros.

"Puedo jugar siempre que quiero en la calle, aquí. Y ya está", dice un niño junto a su bicicleta, a los pies de la Sagrada Familia.

La Sagrada Familia reabrirá sus puertas a los visitantes el 1 de julio. Los equipos sanitarios y de emergencia y, después, el resto de los barceloneses serán los primeros en poder gozar de la obra inacabada de Antoni Gaudí, de manera gratuita.

12 millones de turistas en 2019

El disfrute de unos supone la ruina para otros. Lejos quedan los datos de 2019, cuando Barcelona cerró con la cifra récord de doce millones de turistas.

Hoy, muchos establecimientos hoteleros aún están cerrados. Otros funcionan a medio gas, como explica la gerente de un hotel: "Este año será difícil. Julio y agosto... Luego, en septiembre, también hay algunas ferias que también se han cancelado. Si quedamos a la mitad ya será muy bueno".

Gaudí, todavía cerrado

La arquitectura del mago modernista Antoni Gaudí sigue siendo uno de los principales reclamos de la Ciudad Condal, pero muchas de sus obras siguen cerradas, como la Casa Batlló (abrirá el 1 de julio), en una de las avenidas más lujosas del mundo, el Paseo de Gracia.

Del Parque Güell se puede disfrutar, como nunca, desde hace poco más de un mes.

"Se visita mucho mejor, un monumento o una ciudad sin tantísima gente, pero la otra cara de la moneda es que, claro, la economía se resiente", dice una turista catalana.