Última hora
This content is not available in your region

Los derechos de los camioneros dividen Europa

euronews_icons_loading
Los derechos de los camioneros dividen Europa
Derechos de autor  Euronews Brussels
Tamaño de texto Aa Aa

Hace ya 20 años que Patrick recorre las carreteras europeas con su camión. Es belga y denuncia cómo se han ido deteriorando sus condiciones de trabajo con el paso del tiempo.

“Se está poniendo difícil. Hay muchos camiones, sobretodo del este de Europa. Nos están robando nuestro pan. Hay menos trabajo que antes”, se lamenta Patrick Ranocha.

Patrick trabaja para una empresa relativamente pequeña que cuenta con una flota de veinte camiones. Para su propietario, la ampliación de la Unión Europea de 2004 a los países de Europa del este marcó un antes y un después.

“Los camioneros que vienen de los países orientales, donde la mano de obra es más barata, compiten de manera desleal con las compañías de transporte belgas”, afirma el transportista Alain Adriaens.

Los conductores de esta empresa belga ganan una media de 3.500 euros brutos por mes. En Europa central , esta cantidad puede ser hasta cinco veces menor. Además, pasan meses en la carretera, viviendo y trabajando en su camión.

Pero esta situación podría cambiar. Esta semana, el Parlamento Europeo vota una importante reforma del sector del transporte por carretera. El llamado Paquete de Movilidad ha sido objeto de intensos debates durante más tres años.

“El Paquete de Movilidad ha suscitado mucha tensión entre dos puntos de vista. Por un lado, están los Estados y los diputados que están a favor de una armonización muy exigente y ambiciosa a nivel social, desde arriba. Y por otro, los Estados y diputados que están a favor de una liberalización de las reglas”, dice Karima Delli, presidenta de la Comisión de Transportes del Parlamento Europeo.

Si se adopta el paquete, los camioneros lo tendrán más difícil para operar en los otros Estados miembros. Y cuando lo hagan, deberán aplicar los niveles salariales locales. Los conductores podrán regresar a su país de origen cada cuatro semanas y no se les permitirá descansar semanalmente dentro de su camión. Finalmente, las compañías deberán demostrar una actividad sustancial en el país donde están registradas.

Algunos eurodiputados creen que se trata de un ataque contra el mercado único y de una amenaza para algunas economías.

“El sector del transporte es responsable de aproximadamente el 6% del PIB polaco, y obviamente disminuirá. Pero no solo afectará a la economía polaca, sino a la economía europea porque el transporte se volverá más caro”, afirma Kosma Zlotowski, eurodiputado polaco del grupo conservador ECR.

La votación en el Parlamento Europeo se celebrará el miércoles, pero los resultados no se conocerán hasta el jueves