Última hora
This content is not available in your region

El ultraconservador Duda se afianza en Polonia tras una ajustada victoria

euronews_icons_loading
El ultraconservador Duda se afianza en Polonia tras una ajustada victoria
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Victoria por la mínima. Pero para el ultraconservador Andrzej Duda es suficiente para asegurarse otro mandato como presidente de Polonia.

Duda ha recibido el 51.21 % de los votos gracias a la movilización del electorado rural y de los medios de comunicación estatales, entre ellos la televisión pública.

Su rival, el centrista liberal Rafal Trzaskowski, alcalde de Varsovia, obtuvo el 48.79 %.

Los medios de comunicación estatales, especialmente la televisión pública, se volcaron durante la campaña a favor de Duda, alineado con el gobernante Partido de la Ley y la Justicia

Cuando Duda regrese al Palacio Presidencial para un mandato de cinco años, presidirá una Polonia cada vez más dividida por su relación incómoda con Bruselas, y por las actitudes hacia la comunidad homosexual y la iglesia católica, lo que como en otras tantas partes de Europa, es una división entre los habitantes de las ciudades y los del mundo rural.

La opinión de Wojciech Przybylski, editor de Visegrad Insight: "Se han asegurado el dominio total durante los próximos años de la escena política polaca. Pueden llevar a adelante la reforma judicial, pueden llevar a cabo cambios en la ley de medios y siguen atacando a las autoridades independientes y como los ayuntamientos o las ONG en Polonia. Así que creo que, en general, no va a ser lo de siempre, sino que va a precipitarse rápidamente lo que hemos visto hasta ahora ".

Algo compartido por quienes temen aún más distancia de la Unión Europea. Es el caso de Piotr Maciej Kaczyński, del Centro de Estudios Internacionales de Varsovia:“Incidirá en tres temas concretos: Uno es la cuestión del Estado de Derecho, algo fundamental para el futuro de la pertenencia polaca a la UE. El segundo es el cambio climático y la transformación energética. En tercer lugar está la nueva situación posterior a la covid-19; no la sufrimos tanto aquí, no tuvimos un colapso económico tan grande como en otras partes, el paro no está subiendo tanto como en otras partes. Por lo tanto, es un diálogo difícil con quienes tienen esos problemas magnificados en el sur de Europa".

La campaña electoral polaca fue larga, tensa y amarga, una elección que marcará el rumbo hacia la derecha en la política polaca durante los próximos años.