Última hora
This content is not available in your region

Crece el temor a que Bulgaria se convierta en una nueva Hungría

euronews_icons_loading
Crece el temor a que Bulgaria se convierta en una nueva Hungría
Derechos de autor  Valentina Petrova/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Una ola de protestas sacude Bulgaria desde el pasado jueves. Los manifestantes claman contra la corrupción. Y apuntan el dedo acusador hacia el primer ministro Boiko Borissov, quien lleva casi 10 años en el cargo, y también hacia la red de oligarcas que rodea al gobierno.

Para la oposición, todo el sistema está corrupto. "Bulgaria es el país más pobre de la Unión Europea y es a causa de la corrupción", afirma Elena Yoncheva, eurodiputada búlgara del grupo Socialista. "Según un informe del Parlamento Europeo, Bulgaria pierde 11 mil millones de euros al año por culpa de la corrupción, y estamos hablando de un país de 7 millones de habitantes. Hay que tomar medidas, no sólo hablar".

En el Parlamento Europeo, muchos temen que Bulgaria entre en una deriva similar a la de Hungría y Polonia. Dos países con varios contenciosos abiertos en Bruselas por no respetar el Estado de Derecho.

Los partidarios del Primer Ministro búlgaro rechazan la comparación. "No ocurre absolutamente nada que pueda compararse con Polonia o Hungría", explica Andrey Kovatchev, eurodiputado búlgaro del grupo Popular y miembro del partido gubernamental Ciudadanos para el Desarrollo. "Tenemos total libertad. No existe un caso en el que la libertad académica se haya visto limitada, como ha ocurrido desafortunadamente en Budapest con la universidad. La gente tiene total libertad para expresar su opinión contra el señor Borissov o contra el gobierno".

Esta crisis podría abrir un nuevo frente en el seno del Partido Popular Europeo. En Bulgaria existen otras formaciones conservadoras que forman parte de este grupo y que quieren su expulsión. "El grupo Popular se puede encontrar con un problema similar al que ya tiene con el partido húngaro Fidesz", dice Radan Kanvez, eurodiputado del grupo Popular pero perteneciente al partido Demócratas para una Bulgaria Fuerte. "Espero que la reacción europea y la reacción de la ciudadanía búlgara eviten otro problema de esta magnitud".

Ante las amenazas al Estado de Derecho, la Comisión Europea propone la elaboración de un informe anual que permitirá analizar la situación en los diferentes países. Pero las formaciones de izquierdas creen que es necesario actuar antes de que la situación sea irreversible.