Última hora
This content is not available in your region

Campamentos de verano en estado crítico en España

euronews_icons_loading
Campamentos de verano en estado crítico en España
Tamaño de texto Aa Aa

Los campamentos de verano entran en estado crítico. Solo los urbanos logran sobrevivir en esta batalla contra el coronavirus. Mientras que capitales como Madrid duplican su número de plazas, en toda España se han cancelado el 60%. La razón fundamental es que aquí los niños no tienen que dormir y que muchos padres siguen teletrabajando.

"La verdad es que de cara a mi organizarme con el horario laboral es una gran ayuda. A parte para los niños después de estar 3 meses en casa necesitan un poco ya interrelacionarse", asegura una de las madres que llevan a sus hijos a este campamento.

Las medidas de seguridad son fundamentales. Toman la temperatura a cada niño antes de entrar a la academia y también desinfectan las manos y los pies. Además, el uso de mascarilla es obligatorio.

Los centros urbanos han eliminado las excursiones

"Un poco para evitar desplazamientos y masificaciones en el transporte público y demás... hemos preferido que los niños se queden aquí", cuenta a Euronews Laura Jiménez del Río, directora de la Academia Arturo Soria.

Para que los niños estén 100% seguros ha aparecido una nueva modalidad a distancia. En este campamento del Jarama, los 300 menores que solía albergar ya no acuden a sus instalaciones. Ahora las actividades deportivas o cooperativas se disfrutan online.

"Anteriormente podíamos ir , ver los animales, comparti, jugar con ellos. Entonces, ahora hemos tenido que adaptar a modo de cámara de trampeo y obervar a los animales en su estado natural pero a través del soporte digital", dice Héctor Carela, monitor de CEI El Jarama.

También hay campamentos tradicionales que no se han cancelado como este de Sepúlveda en Segovia. Han notado una menor afluencia debido al miedo al coronavirus. Antes de la pandemia el sector movía más de 8.600 millones al año y generaba 200.000 empleos.

"Calculamos entre 110.000 y 120.000 empleos no generados, un descenso en la facturación de un 70% y el impacto en la España vaciada en donde generamos muchos impuestos indirectos y que este año no vamos a tener", apunta José Manuel Fernández, portavoz del Colectivo Nacional de Campamentos de Verano.